CIUDAD DE MÉXICO.— La Organización de las Naciones Unidas (ONU) intervendrá en el rumbo que tome el Plan de Desarrollo Integral de Sur de México y Centroamérica, con el que se buscan contener las oleadas de migración ilegal tras el acuerdo con los Estados Unidos.

Este jueves inicia la aplicación del desarrollo integral en Centroamérica, elaborado por la Conferencia para América Latina, y con la participación de los gobiernos de México, El Salvador, Guatemala y Honduras.

Ante este escenario, la mañana de este miércoles desde Nueva York en Estados Unidos, en la Misión de México ante la ONU, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que en una reunión con  Antonio Guterres, quien encabeza Naciones Unidas, se abordó todo el Plan de Desarrollo Integral que busca que los centroamericanos no salgan de su país a base de oportunidades de empleo.

El Canciller recordó que este Plan arrancará formalmente este jueves en la frontera sur de México, por medio del programa Sembrando Vida, con lo que anticipó que el país también aportará “millones de dólares” de recursos públicos.

“La intención es que los migrantes no se vean forzados a dejar por la pobreza su lugar de origen”, apuntó.

Ebrard informó que actualmente participan 14 agencias de las Naciones Unidas, con lo que se busca enriquecer la propuesta hecha por el Gobierno federal, encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

 

“En la declaración conjunta con Estados Unidos, se comprometió en respaldar económicamente el Plan e idear junto con México el compromiso con nuestros amigos centroamericanos para beneficiar a esa población”, aseguró.

“No estamos pidiendo la presencia de la ONU en la frontera, el manejo fronterizo no está en juego… lo que estamos incluyendo son recomendaciones de políticas públicas para que podamos tener crecimiento económico y empleo”, precisó.

Refirió que algunos países como España y Alemania, han expresado su respaldo a la nueva política migratoria que está implementando México, tras el acuerdo con los Estados Unidos: “Y esperamos que en los próximos días habrá respaldo de otras naciones”.