Barcelona se vuelca a las calles en clamor contra el terrorismo

0
66

BARCELONA.- Bajo el lema “No tengo miedo” (“No tinc por”, en catalán), miles de personas participan en la manifestación contra el terrorismo tras los atentados de la semana pasada en Barcelona y Cambrils, que causaron 15 muertos y más de 100 heridos, 23 de ellos aún hospitalizados.

La manifestación salió del Paseo de Gracia y continuará hasta la Plaza de Cataluña, aunque la masiva participación impide un avance continuo.

En la manifestación participan el rey Felipe VI, el presidente del Gobierno Mariano Rajoy, el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, y diversos representantes institucionales y dirigentes de partidos políticos, que viajaron a Barcelona con ese fin.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, quienes convocaron a esta manifestación ciudadana, recibieron a los 75 representantes de cuerpos de seguridad, emergencias y de entidades vecinales y ciudadanas que encabezan la manifestación.

El pasado día 17, un atropellamiento múltiple perpetrado en Las Ramblas de Barcelona y reivindicado posteriormente por la organización terrorista DAESH, ocasionó la muerte de 14 personas, mientras que más de 100, de 34 nacionalidades diferentes, resultaron heridas.

Horas más tarde, un vehículo intentó burlar un control policial en el paseo marítimo de Cambrils, provincia de Tarragona, hiriendo a cuatro personas. Al intentar huir sus ocupantes, una mujer fue acuchillada y horas más tarde falleció.

Este sábado, al menos unas 100 mil flores amarillas, rojas y blancas, los colores de Barcelona, fueron repartidas para esta manifestación antiterrorista, según el Gremio de Floristas.

Al llegar la cabecera, en el escenario situado en Plaza Catalunya, tuvo lugar el acto final de la manifestación ciudadana cruzándose las palabras y la música con la fuerza y la unidad que han demostrado los ciudadanos ante la adversidad.

En la primera parte, la actriz de cine, teatro y televisión Rosa Maria Sardà y la analista Míriam Hatibi hicieron lecturas especialmente escogidas para la ocasión, con la colaboración de Lluís Pasqual, director del Teatre Lliure.

La actriz que protagonizó “La Rambla de las Floristas”, de Josep Maria de Sagarra, y Hatibi, una de las personas que en los últimos días ha hecho mayores llamados por la convivencia, fueron la voz de la ciudad, como mujeres que nacieron y viven en Barcelona.

En la segunda parte, Peter Thiemann, violonchelista de la Orquesta Sinfónica del Gran Teatre del Liceu, y Guillem Gràcia, estudiante de violonchelo y de solo 12 años, interpretaron “El Cant de ls Ocells”, tema que Pablo Casals convirtió en símbolo de paz y libertad.

El escenario estuvo adornado con decoraciones florales del Gremio de Floristas de Cataluña y el fondo del escenario fue el dibujo de “Barcelona” con crespón que realizó el artista Frederic Amat, acompañado del lema de la manifestación “No tinc por” (No tengo miedo”) en diferentes idiomas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here