Por Eleazar Flores

QUIÉN LO DIJERA-. Prepárese para escuchar más noticias en torno a senadores y diputados “ciudadanos” que para seguir vigentes tendrán que aceptar el uniforme del partido por el que llegaron o con el que se coaligaron para derrotar al PRI el primero de julio.

Ejemplo de ello es Miguel Ángel Mancera que siendo candidato panista será senador del PRD. Hoy es el único ganón pues Anaya está en el ostracismo, donde seguirá por un buen tiempo, dicen.

POR PARTES-.Cuando jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera siempre negó que el narco se hubiese asentado en la capital del país y que quienes así pensaban eran los dirigentes partidistas que buscaban debilitarlo, citando en varias ocasiones al PAN. Aun así firmo la fallida coalición con ese partido para buscar la presidencia de la república.

Mancera se aplicó para imponer su nueva imagen institucional, CDMX, con cromática predominantemente rosa, promover su nueva constitución y hasta surgió una “asamblea constituyente” representativa ciertamente, con algunos personajes famosos pero desconocedores de lo legislativo. Hasta periodistas se incluyeron.

Al inicio de las negociaciones por la coalición, Mancera pudo encabezarla pero dobló las manos Ricardo Anaya, a cambio de dejar al jefe de gobierno encabezar la lista de candidatos plurinominales al Senado de la república…con el apoyo oficial del PAN, pues los perredistas o lo que de ellos quedaba, tenían otros prospectos.

Las cosas quedaron así no obstante inconformidades de las distintas tribus perredistas e incluso reclamos de destacados cuadros del PAN. Anaya estaba embelesado con su candidatura y sus incondicionales le aplaudían todo. La derrota de Anaya y sus incondicionales regresa las cosas a su origen y la candidatura senatorial panista de Mancera pasará al PRD.

La fuerte debilidad de panistas y perredistas de la que “gozan” ahora, permite a Mancera pasarse a la bancada del PRD y no solo eso, será su coordinador en el Senado. El PRD no se puede dar más lujos que lo debiliten, por eso el acomodaticio de Jesús Zambrano aplaude esta decisión, objetada por perredistas de cepa como la senadora Angélica de la Peña.

Claramente dijo “no me simpatiza, tiene una gran responsabilidad en la pérdida del gobierno del PRD en la ciudad de México, perdimos por un mal gobierno y de paso perjudicó a nuestra candidata Alejandra Barrales”. Angélica de la Peña se purgará  cuando se entere que Mancera se afiliará al PRD como lo adelantó ayer ante los medios de comunicación.

Pobre de la capital, pues de Distrito Federal pasó a Ciudad de México, de ciudad de la esperanza pasó a ser ciudad con ángel… ¿qué se le ocurrirá a Scheinbaum?.