CIUDAD DE MÉXICO.- Ambos son aliados de Andrés Manuel López Obrador y operadores por el voto del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena, propiedad del tabasqueño), pero entre ellos se odian.

Son René Bejarano, mejor conocido en el ámbito político como El Señor de las Ligas tras aparecer con fajos de billetes de dólares entregados por Carlos Ahumada a cambio de gestiones desde la antesala de López Obrador, y Elba Esther Gordillo.

Pero él no quiere nada con ella porque desde siempre se opuso a ella, asegura.

A continuación la nota de Quadratín:

“No es lo mismo Los Tres Mosqueteros, que 20 años después”, aseveró el presidente Movimiento Nacional por la Esperanza (MNE), René Bejarano Martínez, para afirmar que la estructura que encabeza la maestra Elba Esther Gordillo hoy está muy debilitada.

Al referirse a las redes progresistas y el partido que los familiares de la ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) pretenden conformar, deslindó a su movimiento pues dijo que entiende las alianzas pero siempre se opusieron a Gordillo.

“Creo que lo quieren es rehacer el control corporativo del sindicato y seguir usando el registro de un partido para sus intereses”, dijo al afirmar que no tendrán el éxito del pasado.

En el tema de los procesos políticos por los que atraviesa el continente, razonó una oleada de la derecha que ha venido minando los gobiernos democráticos de la región, a través de mecanismos con doble moral que critican procesos políticos de otros países.

Tal es el caso de Venezuela, donde Bejarano no coincide que haya una dictadura como se maneja en los medios de comunicación, más bien ve diferencias de enfoque.

“En Venezuela se han ganado elecciones y la derecha siempre ha sido fraudulenta y violenta”, mencionó. El líder del Movimiento Nacional por la Esperanza aseguró que lo quieren es el petróleo de Venezuela y si Juan Guaidó se sale con la suya hará lo que hicieron en México de abrir las petroleras a las empresas privadas.

“Yo creo que el gobierno de México hace bien en llamar al diálogo y a la renegociación”, reiteró.

Quadratín México