MORELIA, Mich.- La venta de gasolina en México está al revés: los empresarios piden sancionar a quienes defraudan mientras la Procuraduría Federal del Consumidor (Pr0vfeco) hace estadísticas pero calla.

Va la nota de Quadratín:

La Unión de Gasolineros de Michoacán (Ugami) pidió a las autoridades federales aplicar todo el peso de la ley a las estaciones de servicio que despachen litros incompletos o que se nieguen a ser verificadas.

El presidente de este organismo, Manuel Nocetti Villicaña, señaló que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha detectado irregularidades en el 8 por ciento de las gasolineras del país que han sido revisadas como parte de la estrategia federal.

«En la Organización Nacional (de Expendedores de Petróleo) no estamos de acuerdo con estas prácticas ilegales o que no están dentro de la norma, que se les deje caer todo el peso de la ley; se ha modificado el Código Penal con base a este tipo de situaciones”, dijo.

Durante estas verificaciones, la Profeco ha encontrado que algunas estaciones de servicio en la entidad tuvieron los precios más altos de todo el país, y que dos gasolineras despachaban mililitros de más por una falta de calibración en las bombas.