PARÍS.- Un grupo de llíderes del movimiento de los “chalecos amarillos”, que desde hace mes y medio se manifiestan en Francia en contra de las políticas económicas del gobierno, anunció que analiza crear un partido político para tratar de conseguir sus demandas.

“Finalmente es la única cosa que podemos hacer”, declaró Jacline Mouraud, una de las líderes más emblemáticas y seguidas del movimiento, al diario local Le Journal du Dimanche.

Mouraud es considerada una de las ideólogas del movimiento, con la publicación de un video sobre el movimiento que ha tenido más de seis millones de visitas en redes sociales, y al que se estima como una base ideológica de los “chalecos amarillos”.

El movimiento ha provocado una crisis de gobierno al presidente francés Emmanuel Macron y generado la mayor oleada de disturbios en muchos años en Francia, con más de cuatro mil detenidos, centenares de heridos y diez muertos, además de destrozos millonarios.

Mouraud, quien confesó que votó por el conservador Nicolas Sarkozy en las elecciones presidenciales francesas de 2007 y 2012, no precisó de qué ideología sería el partido que fundaría.

Otros líderes del movimiento están en desacuerdo, y ni siquiera existe un nombre tentativo para la futura formación política, reconoció Mouraud, quien admitió que las relaciones entre los referentes del movimiento social no son buenas.

“Hay una guerra entre los líderes” de la movilización, que estaría dividida entre los más radicales, liderados por el camionero Éric Drouet, quien será juzgado el año próximo por comportamientos violentos, y los más moderados, entre los que figura Mouraud.

Mientras madura la idea de formar un partido político, los “chalecos amarillos”, denominados así por los chalecos reflectantes que portan en las protestas, se  han manifestado seis fines de semana consecutivos y mantienen abierto el movimiento a nuevas concentraciones.