ES SU OBSESIÓN-. Seguro que para demostrar su espíritu juarista, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha propuesto adelantar para el 21 de marzo de 2021 las elecciones federales intermedias, que aprovecharía también para incluir su nombre en la boleta electoral.

El pretexto del mandatario es aprovechar la fecha para preguntar al pueblo sobre la insistente idea del tabasqueño sobre la “revocación de mandato” para decirle si sigue o se va.

En la entrega de ayer le apunté que el interés capital del tabasqueño es que su nombre aparezca en las boletas electorales de las elecciones del primer domingo de julio de 2021, fecha en la que se elegirán 300 diputados de mayoría relativa y 200 más de representación proporcional o pluirinominales, extraídos estos últimos de las listas de las cinco circunscripciones existentes.

El pretexto que externó el mandatario es el ahorro. Si en verdad quisiera ahorrar hay otras medidas más efectivas como la disminución de diputados federales para dejar la Cámara Baja en cuatrocientas curules cuando más. Este sí que sería un buen ahorro pues detrás de cada diputado hay una pléyade de cinco “auxiliares” con sueldos más que decorosos aun con la austeridad.

REVOCACIÓN-, La tan citada revocación de mandato la quiere imponer el presidente de la república sin razón algún pues con la legislación actual, habría que recordarle que el primero de diciembre de 2018 protestó “guardar y hacer guardar la Constitución General de la República y las leyes que de ella emanen”, por su periodo que es de seis años.

La obsesión presidencial de que aparezca el nombre de Andrés Manuel López Obrador en las boletas del primer domingo de julio (o marzo como él quiere), es para reforzar la presencia personal del mandatario pero también La de su partido político, MORENA, con el consabido efecto mediático de arrasar en las elecciones.

Eso lo saben muy bien todos los partidos, por eso el interés de los socios de MORENA como el PT, PVEM y hasta el PES ya sin registro, para que su guía los haga ganar más fácilmente. Sin embargo hay resistencias de los partidos opositores, PAN, PRI, PRD, MC y demás, que tendrán que redoblar esfuerzos para que los morenos no se salgan con la suya.

De lo alcanzado ayer por el INE en la comparecencia que tuvo en la Cámara de Diputados, dependerá mucho que se adelanten las elecciones intermedias del primer domingo de julio de 2021 y que se incluya o no la revocación de mandato que es el sueño dorado del padre de la cuarta transformación.

¿Aplanará MORENA o alcanzarán a resistir los opositores?