¿SERÁ?-. Este mes seguirán robando cámara los grandes sueldos que se llevarán senadores y diputados “viejos”, a escaso mes de dejar escaños y curules a los de la “cuarta renovación”, muchos de los cuáles regresan, -¿se llevarían algo?-, pues han sido eso y más en años pasados.

Empezando por Monreal, Muñoz Ledo y demás, que usufructuaron sueldazos y bonos siendo legisladores o funcionarios de otros partidos, en otras administraciones y… vamos al detalle.

MUÑOZ LEDO-. Cuando era priista, el entonces joven y hoy veterano político, gozó de sueldos, bonos y demás, libremente, como secretario de estado, dirigente nacional del PRI y embajador de México en la ONU, cargo que dejó tras escenificar actos de prepotencia en terrenos del organismo mundial. Crónicas de entonces incluso aseguran que en estado inconveniente.

Ya en la oposición, don Porfirio fue dirigente del Frente Democrático Nacional junto con Cuauhtémoc Cárdenas a la cabeza, convirtiendo al gremio en el PRD. En el sexenio siguiente al salinismo y zedillismo, Porfirio fue candidato presidencial del PARM, con una mísera cantidad de votos que casi olvidan.

Como asesor o “constituyente” de la nueva Constitución de la ciudad de México, Porfirio Muñoz Ledo siguió en la nómina, y en el inminente sexenio de AMLO, será diputado y quien le imponga al tabasqueño la banda presidencial.

Por cierto, será la segunda ocasión que al nuevo presidente se le imponga la banda presidencial, la primera fue en noviembre de 2006 cuando se auto declaró “presidente legítimo”, designó su gabinete y se auto asignó sueldo de 50 mil pesos mensuales. ¿Lo duda?, consulte la hemeroteca.

MONREAL-. El zacatecano Ricardo Monreal, -riquín zacatequín, le dicen algunos-, fue legislador priista de élite por su preparación, lo que como presidente de Comisión, le incluía salarios más altos que los de sus demás compañeros. Equivocadamente el PRI no lo apoyó para la gubernatura de Zacatecas y el PRD sí, por lo que se lanzó y ganó fácilmente.

Su “profunda convicción” partidista le hizo pasar del PRD al PT pues así convenía a los intereses de AMLO que más tarde lo incorporó al MORENA. Con las nuevas divisas volvió a ser legislador federal, como senador o diputado. Lo más reciente, delegado de la Cuauhtémoc en la CDMX, desde donde apoyó la candidatura de la profesora federal Delfina Gómez al gobierno mexiquense.

En leno proceso comicial, Monreal fue involucrado en “apoyos” económicos que desde Ecatepec, daba a los seguidores de MORENA y Delfina, pero experto en el manejo de medios, quiso voltear las cosas y algunos le creyeron.

Este tipo de políticos y muchos más, parecidos, integrarán nuestro futuro gobierno.