CIUDAD DE MÉXICO.- La Ciudad de México ha entrado en pánico por la crisis de abasto de gasolina en la capital y su zona conurbada.

Ya suman decenas de expendios que carecen del hidrocarburo para entregarlo a la población, razón por la cual la racionan quienes aún la poseen.

Información periodística refiere muchos lugares, pero el primero y más más notable es el establecimiento ubicado en el cruce de Avenida Cuauhtémoc y División del Norte.

Ahí el abasto máximo es de 20 litros por vehículo.

Por zonas, el lugar donde la escasez se percibe mayor es municipios aledaños de la zona norte, en el Estado de México, uno de los más afectados por este racionamiento.

En otros lugares la situación se agrava.

En Puebla se habla de cientos de millones perdidos por los distribuidores, pero es sólo porque debieron cerrar al no estar en condiciones de satisfacer la demanda.

En Jalisco el incidente más grave, trending topic en redes sociales, es el de un lanzafuegos que fue asaltado… ¡para robarle el recipiente de la gasolina que usaba para pedir dinero.