PURAS JUSTIDICACIONES-. Mientras son peras o manzanas y bajo el amparo ¿o pretexto?, del combate a la corrupción, la cuarta transformación parece llevar en reversa al país, cuando menos en dos temas de importancia capital, uno temporal como los incendios y otro permanente.

EDUCACIÓN-. Ese tema permanente y capital es la educación, pues necesitándose 176 millones de libros de texto para unos 20 millones de alumnos de educación básica, apenas se tiene impresos 20 millones, con la promesa de que 80 millones estarán listos a mediados de mayo y 55 millones en la primera quincena de junio, según promesa del titular de la SEP Esteban Moctezuma.

Las cifras las dio el propio Moctezuma Barragán a los reporteros madrugadores, en la mañanera de ayer, en la cual el presidente Andrés Manuel López Obrador justificó la tardanza.

“Sí, hubo alguna demora porque estamos sentando la corrupción en todo, estamos cuidando las compras”, explicó López Obrador, corriendo a cargo del secretario de Educación Pública dar pormenores de la logística de producción de los millones de libros, a cargo de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito, CONALITEG.

Por cuestiones profesionales, en mis tareas de “borracho” o “cantinero” según el caso, asistí en varias ocasiones al “banderazo” de salida de trailers que transportaban los libros de texto a Baja California o Yucatán. Esta operación se hacía entre mayo y junio para que en julio ya estuvieran en las capitales de los estados. En agosto ya estaban distribuidos en todas las escuelas del país

En ocasiones ese banderazo lo daba el mismo presidente de la república y en otras sólo el titular de la SEP, siempre acompañados por el gobernador del estado de México en turno, por la sencilla razón de que los almacenes de la CONALITEG están en el municipio de Tlalnepantla, casi a pie de perinorte.

Con el retraso de impresión, ¿dará tiempo hacer esta logística por la cuarta transformación?.

INCENDIOS-.Oportuna la nota del diario MILENIO que revela la inoperatividad de la Comisión Ambiental que no solo carece de mandos también está desmantelada de personal operativo y de coordinación, tan indispensables cuando se trata de organizar grupos para atender contingencias no solo por contaminación, también de incendios y demás imprevistos.

Las “benditas redes sociales”, bautizadas así por el padre de la cuarta transformación, difunden entre muchos ingeniosos textos que “nos está saliendo muy caro tener un presidente ahorrador”, apoyadas en hechos para olvidar como la obstrucción de vías férreas en Michoacán pero sobre todo, la escasez de gasolinas al inicio del primer mes de este laaargo sexenio que nos espera.