CIUDAD DE MÉXICO.- La libertad de expresión se encuentra seriamente amenazada en varios países de Latinoamérica, y una manera de saber que está siendo amenazada, es cuando las esferas de poder emprenden acciones en contra de los medios de comunicación o comunicadores, a causa de opiniones o creencias políticas encontradas.

Uno de los casos más graves de amenaza a la libertad de expresión, es el que se está viviendo en nuestro país, donde el crimen organizado, los poderes fácticos y actores del Estado mexicano amenazan la vida de reporteros y periodistas constantemente, para evitar que a través de los medios, se denuncien sus actividades ilícitas y el  daño que están causando en el tejido social.

Tal es la gravedad de la situación, que el gobierno ha dispuesto un sistema de protección especial para los periodistas y medios que se encuentran más amenazados, pero de poco ha servido, asienta la Fundación Fernando Mora Gómez en un boletín difundido este viernes..

Siguiendo esta línea, hay que ver ejemplos como el caso de Colombia, donde el papel que jugó la prensa para denunciar a los principales cárteles de la droga, y no aceptar el chantaje a que estaba siendo sometida para silenciarla. Es probablemente un ejemplo que la sociedad mexicana debe tratar de replicar, para enfrentar la difícil realidad actual.

En días recientes, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, declaró que el enemigo del pueblo son los medios de comunicación; a lo que éste jueves, diarios de todo Estados Unidos, respondieron con una serie coordinada de editoriales a favor de una prensa libre.

La Fundación en su labor de defender la Libertad de expresión, quiere aprovechar este periodo de transición entre gobiernos, para recordarle al próximo presidente, que la Libertad de Expresión y los medios de comunicación no son el enemigo.

Por último, resaltar que defender la Libertad de expresión y los medios de comunicación, así como a sus colaboradores, debe ser obligatorio, en todo país que valore la democracia como forma de gobierno y la libertad informativa como uno de sus elementos esenciales.