• Las iglesias no encuentran acomodo en el nuevo gobierno
  • Lucha de evangélicos y católicos: quieren a Zoé o Tatiana
  • Adoctrinamiento a gobernadores y alcaldes recién electos

Quién lo hubiera previsto.

Andrés Manuel López Obrador se respaldó en los evangélicos del país para ir en pos de su obsesión eterna, la Presidencia de la República, y con su apoyo la ganó.

Pero hoy, cuando se apresta a asumirla, sus antiguos aliados no saben a quién dirigirse para saber cuál será su estatus, el de ministros de culto o el de ciudadanos de pleno derecho.

Porque como ciudadanos de pleno derecho le consiguieron votos: entre 3.5 y cuatro millones, según el cálculo de las muchas iglesias cristianas, y mayoritariamente en el sur/sureste del país.

Esos mismos evangélicos, ahora sin el respaldo del aliancista Hugo Erick Flores, vagan por las oficinas del gobierno federal para ver dónde y en qué calidad radicarán sus asuntos.

Se acercan al seguro subsecretario de Gobernación Zoé Robledo y le recuerdan su origen suriano, lo cual lo remonta a los credos y prácticas religiosas dominantes en Chiapas y anexas.

Y él, necesitado de apoyos para llegar a palacio de gobierno de Tuxtla Gutiérrez, trata de conciliarlos con voces de tranquilidad para cuando inicie la nueva administración.

EL EPISCOPADO BUSCA A TATIANA

De otro lado también hay clamores.

Preguntan si Alejandro Encinas sería el designado para normar las relaciones Estado-iglesia, pero la respuesta es negativa:

-El se dedicará a resolver la desaparición y presunta matanza de estudiantes normalistas de Ayotzinapa en el municipio perredista de Iguala a manos de autoridades perredistas.

En el norte, orígenes cristianos de otra raíz, la clerecía católica se ha acercado a Tatiana Clouthier y le pide empezar a preparar un cambio de la política para a gente de fe.

Gente poderosa, porque por ahí radica el empresariado más tradicional y se identifica con el cardenal Rogelio Cabrera López, por ahora principal prospecto para presidir la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

Fue precisamente el secretario de dicha Conferencia, Alfonso Miranda, quien ya se entrevistó con Tatiana Clouthier como enlace católico con el futuro gobierno y e información de políticas en puerta.

En el ambiente de los grupos religiosos domina la inquietud de quién será el responsable de de la relación institucional, pero sobre todo cómo vendrá la llamada constitución moral anunciada por Andrés Manuel López Obrador.

Un compromiso sellado, además, con los evangélicos cuando se firmó la alianza electoral con el PES, ahora en riesgo de desaparición legal.

INSTRUCCIONES PARA CANDIDATOS

No para el gabinete designado de Andrés Manuel López Obrador

Entre sus muchas encomiendas está hablar con los candidatos electos a distintos cargos de elección popular para pedirles un buen desempeño.

Incluye a futuros gobernadores, legisladores y alcaldes.

Sobre todo éstos.

La instrucción es aprovechar todos los espacios públicos y medios de comunicación para posicionarse y posicionar al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Especialista en la materia, Alfonso Durazo recibió a Laura Esther Beristáin, alcaldesa de Playa del Carmen desde el 1 de octubre.

El tema: seguridad pública, tan necesaria por la crisis de Quintana Roo.

Le sugirió salir a medios, difundirse, promocionarse y, para recuperar la paz, colocar como primera tarea de su ayuntamiento el desarrollo social, de la mano del deporte y la cultura.