CIUDAD DE MÉXICO.— La cifra negra en trata de personas es una de las más altas de cualquier delito a nivel mundial; en México, por ejemplo, se estima que podría llegar al 96 por ciento, por lo que es necesario incentivar la cultura de la denuncia, refirió Salvador Guerrero Chiprés, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

Lo anterior durante la presentación del primer informe de datos de la Línea Nacional Contra la Trata 01 800 5533 000 que opera el Consejo en coordinación con Polaris, organismo de la sociedad civil de carácter internacional.

Por medio de un comunicado, explicó que la trata de personas es uno de los delitos que enfrenta un mayor desafío social porque muchas de las víctimas no saben que lo son y cuando se enteran es difícil que se atrevan o puedan denunciar y abrir una carpeta de investigación; aún más que acudan a ratificar la denuncia.

Mencionó que, ante esta situación, el Consejo Ciudadano busca reforzar la alianza con organizaciones gubernamentales y de la sociedad civil para prevenir, atender y sobre todo, incentivar la denuncia ya que solo con ella se puede disminuir la impunidad.

Adicionalmente, es necesario visibilizar algunos patrones de enganche y tipos de explotación para que la ciudadanía conozca su brecha de vulnerabilidad frente a la trata de personas.

En este contexto se presentó el informe de datos derivados de las llamadas que se han recibido en la Línea Nacional Contra la Trata 01 800 5533 000. Guerrero Chiprés informó que, de enero a lo que va de junio 2019, la Línea ha recibido 802 reportes, de los cuales el 71 por ciento fueron para pedir información sobre el Programa Juntos contra la Trata.

El 13 por ciento reporta posibles situaciones de riesgo de trata (por ejemplo, la tentativa de enganche a través de redes sociales), el 12 por ciento otros delitos como explotación, tráfico de personas, violencia familiar y sustracción de menores y el porcentaje restante reporta casos específicos de Trata.

En total de enero a mayo de 2019, se han tipificado 33 casos como delito de Trata ya que cuentan con información sobre acciones, medios y fin de la explotación.

De estos casos, el porcentaje más alto (85 por ciento) se refiere a la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, sin embargo, se detectaron casos trata relacionados con el trabajo o servicios forzados, utilización de personas menores de 18 años en actividades delictivas y explotación laboral.

En este tema, comentó, se han recibido reportes de los estados de Baja California, Sonora Sinaloa, Chihuahua, Tamaulipas, San Luis Potosí, Hidalgo, Morelos, Oaxaca, Veracruz, Puebla, Chiapas y Guerrero, donde la trata de personas se da en los campos de cultivo agrícolas.

“En el contexto nacional, este tema es muy relevante sobre todo porque hay una situación migratoria peculiar y se está construyendo un Plan Nacional contra la Trata de Personas.

Hay ahora una doble vulnerabilidad porque a las condiciones ya existentes de los jornaleros se suma el recorrido migratorio”, agregó.

Indicó que para mejorar la atención a la problemática, el Consejo Ciudadano suma esfuerzos con la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por sus siglas en inglés), Polaris, Facebook; así como con la Secretaría de Gobernación, el aeropuerto y las centrales camioneras.

“Esta es una Línea Nacional que todas las organizaciones vinculadas con la lucha contra la Trata promueven. Vienen datos de todo el País que nos permiten mapear el delito”, finalizó.