CIUDAD DE MÉXICO.- En los primeros seis meses de la aplicación de la Estrategia Nacional de Seguridad Pública, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) se propone lograr un punto de inflexión en la tendencia creciente de la criminalidad en el país.

Sin embargo, será hasta en los primeros tres años cuando la dependencia federal confía lograr niveles razonables de paz y tranquilidad, y aprovechar los tres restantes del sexenio para consolidar los resultados y entregar en 2024 un país estable y con seguridad.

Es prioridad de la Estrategia Nacional de Seguridad Pública el combate a los delitos que más afectan a la sociedad mexicana, como: extorsión, robo, secuestro, homicidio, feminicidio y el tráfico de personas, entre otros.

La prevención es uno de sus ejes, señaló el senador con licencia.

El titular de la SSPC dijo a los senadores que es todo un desafío mantener el asunto en perspectiva, “nuestro mayor problema está en el corto plazo, esto no se descompuso de la noche a la mañana ni se va a componer de la noche a la mañana”, expresó Durazo al referir que sería irresponsable plantearlo en esos términos.

No obstante, aseguró que el gabinete de seguridad, con el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador a la cabeza, se esmeran diariamente para dejar atrás cuanto antes los días más oscuros de la inseguridad.

“La paz y la tranquilidad se sentirán en los hogares, en las escuelas y en la calle, en general. Cuando la seguridad realmente llegue, no será necesario citar estadísticas, sólo entonces podremos decir: misión cumplida”, indicó.

Mientras tanto, Durazo Montaño señaló que seguirán haciendo un apostolado de su responsabilidad de otorgar a todos los mexicanos.

Quadratín