CARACAS.- La población de Venezuela muere de hambre y el dictador Nicolás Maduro no deja llegar la ayuda internacional organizada por gobiernos y organismos internacionales.

Dos tráilers y seis camiones llegaron este jueves al puente fronterizo Tienditas, en Cúcuta,  Colombia, cargados de alimentos y artículos de primera necesidad para los venezolanos.

Pero los accesos han sido bloqueados por le dictador.

No es posible acceder siquiera por la ciudad de Bucaramanga, que hasta hace pocos era el cruce más importante entre Colombia y Venezuela, reportó Radio Caracol.

Pese a esta situación de incertidumbre, la población celebró el paso de la comitiva hasta el punto binacional, en espera de resultados en las labores de intermediación de varios gobiernos.

Entre estos se encuentra México, cuyo canciller Marcelo Ebrard se encuentra en Uruguay con un planteamiento de varias fases: inicio de pláticas, negociaciones, acuerdos y seguimiento para corroborar su aplicación.

Mientras tanto, ya están a kilómetros de Venezuela alientos, elementos hospitalarios y otros productos. Se prevé que este viernes inicie operaciones el centro de acopio que recibirá la ayuda humanitaria.

La pretensión es entregarla al presidente interino, reconocido por la comunidad latinoamericana -excepto México- y europea, Juan Guaidó.