La edad de los monstruos

0
30

RAFAEL CARDONA

Sucede como con el ombligo o con el pasado: todos tenemos uno. En la vida de cada quien habita, así sea en los difuminados rincones de la memoria, un monstruo.

El tío o el amigo de la familia a quien la cercanía le permite la violación jamás advertida excepto para la víctima silenciosa; el seductor cuya labia musical fuerza a la joven virgen y la deja marcada por el resto de la vida; el maestro de extrema y cruel severidad, el compañero de escuela agresivo y violento, el cura abusador, el pederasta disfrazado. Hay todo un catálogo de males en contra de la infancia desprotegida.

Pero también hay una infancia peligrosa en sí misma, una edad de los pequeños monstruos cobijados por la supuesta inocencia de los primeros años. La edad de la razón, la edad del juicio cuya muestra se exhibe en las muelas del tiempo.

¿Cuándo comienza la responsabilidad? ¿Cuándo la conveniente punición por los actos de sangre y de muerte?

La primera Juventud no es garantía de bondad. Mucho menos de impunidad. Veamos estos casos. Juzgue usted.

Esta nota apareció con los primeros rayos del sol de enero:

“ (SE).- Un adolescente de 16 años asesinó en la víspera de Año Nuevo con un fusil semiautomático a sus padres, su hermana y una amiga de la familia en el estado de Nueva Jersey y fue detenido por las autoridades, informaron hoy fuentes oficiales.

“El cuádruple homicidio se produjo en la localidad de Long Branch, en la costa del Atlántico.

“Una persona no identificada reportó el tiroteo a la policía hacia las 23.45 hora local del domingo (4.45 GMT del lunes).

“El fiscal del condado de Monmouth, Christopher Gramiccioni, en declaraciones a los periodistas, reproducidas por medios locales dijo que entre las víctimas se encuentran el padre del detenido, Steven Kologi, de 44 años, y la madre del presunto homicida, Linda, de 42.

“También fueron asesinadas la hermana del adolescente, Brittany, de 18 años, así como una amiga de la familia que vivía en el lugar, Mary Schultz, de 70 años…

“…Las autoridades no facilitaron la identidad del presunto asesino porque se trata de un menor (pobrecito él). Tampoco apuntaron la causa que pudo haberle llevado a cometer el múltiple homicidio, aunque calificaron el tema como un caso aislado de violencia doméstica…”.

Pero no vayamos tan lejos. Quedémonos en México:

“Ciudad de México, 31 de diciembre (SE). – Una sentencia “ridícula” pondrá de nuevo en las calles a Diego, un joven sinaloense que utilizó un cúter para quitarle la vida a su compañera de clases Daniela Jiménez Covarrubias, de 15 años de edad, en octubre del 2016.

“Diego y Daniela se conocieron en agosto del mismo 2016. Él era muy tímido y ella trató de integrarlo al grupo. Pronto se hicieron amigos y las actitudes del victimario cambiaron…

“…La noche del jueves 6 de octubre, el sujeto, de 16 años de edad en ese momento, cometió el crimen en el municipio de Montemorelos, Nuevo León, y trató de lavarse las manos con una historia ficticia.

“Dany” tenía que llegar a casa a más tardar a las 20:00 horas de ese jueves. Sin embargo, los minutos pasaron y no apareció. Los padres se comunicaron con las amigas, quienes no tenían información.

“Mientras tanto, Diego se trasladó herido al Hospital La Carlota, en el municipio regiomontano, y aseguró ante las autoridades que los habían asaltado, pero contradicciones en su relato lo obligaron a confesar.

“El asesino condujo a la víctima hasta el cruce de las calles De la Gracia y Valle del Pilón, fraccionamiento Real del Valle. La golpeó, apuñaló y perforó su arteria carótida. Le provocó la muerte y después se causó lesiones para respaldar la historia del presunto robo al que habían estado expuestos…

“…Autoridades localizaron el cuerpo de Daniela y acordonaron la zona. Trasladaron a Monterrey, capital de Nuevo León, al criminal y lo vincularon a proceso tres días después, el 9 de octubre. El actuar de los funcionarios bien hasta ahí, dice la mamá, luego vino la sentencia…”.

“Y luego la libertad”.

Mientras tanto la literatura celebra 200 años de la escritura del inmortal “Frankenstein” de Mary Shelley, una joven de 18 capaz de imaginar junto con Lord Byron, la más conocida y simbólica de las historias de horror y creación perversa. Involuntariamente perversa.

Pero hay más horrores:

“(SE).- En los últimos 10 años suman mil 466 menores de edad que han sido privados de su libertad en el estado de Sinaloa, de los cuales el 49 por ciento, un total de 729, siguen sin ser localizados.

“De acuerdo con estadísticas de la Fiscalía General del Estado, en el año 2007 apenas se tenía el registro de 67 privaciones ilegales de la libertad de niños y jóvenes, pero al siguiente año, cuando inició la llamado “guerra contra el narcotráfico” en Sinaloa, prácticamente se duplicó la cantidad, y se ha mantenido en los últimos nueve años en más de 100 privaciones anuales”.

¿Cuántos de estos han sido convertidos en delincuentes peligrosos? Pregúntele al doctor Víctor Frankenstein.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here