• La cuarta transformación rompe la austeridad y viaja en primera clase
  • El vuelo de Marcelo Ebrard a Madrid y la tarea pendiente con España
  • Los gobernadores se han convertido en pararrayos para la federación

El vuelo es directo.

Poco más de once horas, pero encerrado en un avión.

Y poco importa también si el boleto es de primera clase.

El costo es alto, digamos de 81 mil y tantos pesos a más de 102 mil.

Puede representar mucho o poco, según el cliente.

Lo primero para el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard Casaubón, pues está acostumbrado a ese recorrido y a otros más largos y también más caros.

Tiene para pagar eso y mucho, mucho más.

Esto no lo saben sus compañeros ocasionales de viaje, quienes se sorprendieron el domingo 23 de junio cuando lo vieron abordar el Dreameliner de Aeroméxico.

Lo vieron llegar a la sucia y ya disfuncional y saturada Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM, a la cual estamos condenados por mucho tiempo los mexicanos) y pasar al salón VIP.

El buen trato incluyó, narran los testigos, su paso preferencial a la aeronave a los cómodos asientos delanteros sin las molestas filas del ciudadano común y también equipaje a la vista.

Quién sabe cómo habrá sido su vuelo, pero al llegar salió, lo esperaba una comitiva –de la Embajada de México en España, suponen los testigos- y se fue mientras ujieres recogían su equipaje.

EL DESENCUENTRO CON ESPAÑA

Se desconoce el objetivo del viaje.

Oficialmente no hay información de la cancillería.

Pero sí hay un dato of the record: tiene la encomienda de reconstruir la relación con el gobierno del socialista Pedro Sánchez y no se diga con el Rey Felipe VI de España tras el desencuentro de marzo.

Entonces, todos lo recordamos, Andrés Manuel López Obrador exigió solicitar perdón a México al monarca Felipe VI por los abusos cometidos por los españoles durante la conquista… ¡hace cinco siglos!

Pronto sabremos resultados de éstas y otras gestiones internacionales.

Por ahora Marcelo Ebrard Casaubón disfruta su popularidad y es el orgullo de su jefe tabasqueño porque logró conjurar la aplicación de aranceles a las exportaciones mexicanas a Estados Unidos.

Todavía ayer el vicepresidente Mike Pence celebraba el éxito de la diplomacia estadunidense –“nuestra política está funcionando”- porque México ha desplegado más de 20 mil efectivos en la frontera sur y norte.

Y sí, contiene a migrantes.

Pence dio crédito a la sumisión:

“México sigue haciendo más que los demócratas…”.

GOBERNADORES Y PARARRAYOS

1.- Las autoridades estatales se han convertido en pararrayos de la austeridad.

Las urgencias son muchas y los más agobiados son los gobernadores de la oposición al gobierno federal, panistas, priístas, perredistas y el emecista.

E inclusive los del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) como Adán Augusto LópezRutilio Escandón Cuitláhuac García sienten las limitaciones de la autodenominada 4t.

Muchos de ellos ya se cansaron de hacer antesalas porque, por ejemplo, recibieron con desánimo la posposición de la compra concentrada de medicamentos.

Ya no saben qué hacer.

Y 2.- algunos mandatarios han optado por la diplomacia.

Un caso es Héctor Astudillo Flores, quien rechaza responsabilidad de Andrés Manuel López Obrador en el retraso en la entrega de fertilizantes y por cuya causa ha sufrido muchos secuestros de funcionarios.

En algunos casos él ha logrado su liberación.

-No se está cumpliendo al pie de la letra la palabra del presidente de la república –lamenta mientras negocia y espera.