CIUDAD DE MÉXICO.- Durante la entrega del Tercer Informe Individual y el Informe General de la Cuenta Pública 2017, con un total de mil 675 auditorías, el titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), David Colmenares, se refirió al tema de las estancias infantiles, las cuales, dijo, no hay justificación para que dejen de ser subsidiadas.

Ante la Comisión de Vigilancia de la ASF de la Cámara de Diputados, Colmenares Páramo detalló que en las mil 675 auditorías que se realizaron en total en 2017, se encontraron asuntos relevantes e irregularidades que en su mayoría están en proceso de aclaración, y que se encuentran en áreas como las Estancias infantiles.

El auditor aclaró enfáticamente que la ASF nunca recomendó la suspensión de recursos a estancias infantiles por las observaciones hechas, y reiteró que ello tampoco lo justificó.

“Esas recomendaciones administrativas de mejora en los procedimientos de adquisiciones o contratación de servicios, aun cuando hubieran también algunas denuncias, no justificarían en modo alguno la suspensión de apoyo a los derechohabientes, como se empezó a manejar en un principio, de que por una recomendación de la ASF se había suspendido la administración de los recursos, es como si detectáramos una falla en Pemex y hay que parar la producción de petróleo, es absurdo, pero sí caminó”, sostuvo.

Y es que de acuerdo al informe sobre la Cuenta Pública 2017, en este programa integrado por nueve mil 399 estancias infantiles en 2017, se tenía un gasto promedio anual por niño atendido de 11 mil 500 pesos, es decir, 958 pesos mensuales.

Sin embargo, también indica que se observó que en todas las estancias se carece de indicadores y metas para el desarrollo integral de los niños, así como de información suficiente para poder afirmar si se cumplieron los objetivos previstos.

Asimismo, se detalla que la Sedesol no acreditó ante la ASF que las estancias cumplieran con los criterios y requisitos de seguridad establecidos en las reglas de operación.

Lo mismo sucedió con el cumplimiento de los criterios y los requisitos de calidad establecidos en las reglas de operación del programa para ser afiliadas; y tampoco se acreditó la capacitación de los responsables de las estancias en materias como protección civil.

Pese a lo anterior, el auditor Superior insistió en que estos temas estaban en proceso de aclaración por lo que la ASF no pidió la medida de suspender los subsidios a las estancias infantiles.

Quadratín