CIUDAD DE MEXICO.- Solamente si hay presión social se enjuiciará a los ex presidentes de México, adelantó Andrés Manuel López Obrador.

En entrevista, el conductor Ciro Gómez Leyva le preguntó si no teme decepcionar a sus votantes en caso de aplicar el clásico “borrón y cuenta nueva”.

-No me importa. Mi fuerte no es la venganza -repuso el tabasqueño.

No la busca, abundó, porque ello abonaría más a la polarización del país.

Sin embargo, acotó a continuación, podrían llevarse a cabo los juicios por astos de corrupción si la gente lo exige.

Durante la entrevista recordó cómo la historia del pasado reciente es el de dar borrón y cuenta nueva como una forma de estabilidad.

Su decisión personal es continuar con esta práctica, pero si existe “presión social”, se analizará proceder en contra de sus antecesores y otros altos funcionarios acusados de corrupción.