Jalar y rendir cuentas, todos

0
22

¿DÓNDE Y CUANDO EMPEZAR?.- Enésima incapacidad oficial, a todos los niveles, para precisar información no solo en cuanto al incremento diario de pérdida de vidas, -única en la que hay uniformidad-, sino de recursos extranjeros y nacionales que se aportan para la reconstrucción.

Importante será conocer la forma de captar y aplicar los recursos. Con la mínima duda o suspicacia, adiós confianza, de la que por desgracia o por sus acciones se han ganado a pulso algunos de los muchos integrantes de la alta burocracia, federal, estatal e incluso municipal. De los directivos de las descentralizadas ni hablar. ¿Un ejemplo?, Pemex.

Finaliza septiembre y también la fiebre partidista de donar recursos para la reconstrucción, sabedores los dirigentes que recibida su mesada difícilmente la podrán reintegrar para sus fines altruistas no obstante que no se trata de su dinero sino de quienes pagamos impuestos. Parece ser que sólo el PRI y PVEM precisaron cifras de sus donativos.

Entre ambos partidos llegan a los 330 millones de pesos, una tercera parte de los casi mil millones que sumarían si los otros 8 partidos existentes si concretaran sus aportaciones.

NO JALAN.-Pero si estos partidos se ven un poco díscolos, los integrantes del Poder Judicial de la federación son mano pues hasta donde se sabe, no han hecho público su interés de donar parte de sus abultados salarios, diferentes a las tranquilas jornadas laborales que tienen, con sus incambiables largos periodos vacacionales bianuales, llueva o truene.

PRECISAR.- Ojalá y los titulares de las dependencias involucradas por ley o por instrucción presidencial en las tareas de reconstrucción, precisaran un poco mejor la ruta que siguen los considerables recursos de gobiernos extranjeros y personalidades del deporte y el espectáculo, pues de no hacerlo no tardará en surgir la suspicacia, tan negativa en estos momentos.

Por ejemplo los 20 millones de euros donados por el gobierno ruso, los 26 millones de dólares aportados por empresas trasnacionales como Bancomer, Google, Face Boock, la del astro del futbol Cristiano Ronaldo y la recaudación de conciertos ofrecidos por artistas como Saalma Hayek, Pepe Aguilar y Alejandro Fernández, la aportación que se quintuplica vía Telcel, Telmex e Inbursa.

Los nombres del párrafo anterior son sólo una muestra pues apoyos ciudadanos y de fuera son muchos más, pero hasta la fecha nadie del gobierno ha dicho llevamos tanto, “pequeño detalle” que de no atenderse fermentaría los altos índices de desconfianza, producto de la concupiscencia que corroe a dependencias y funcionarios, no solo los de antes.

“No hay mal (sismos) que por bien no venga”, reza el dicho, ¿Lo aprovechará el gobierno correctamente?.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here