Interurbano, noviembre 2018

0
16
Cuartoscuro

POR ELEAZAR FLORES

CAUTELA.- Con el mayor cuidado y dejos de desconfianza, profesionales de la construcción que supervisan avances o retrasos en las distintas etapas y lugares de la obra tren interurbano Toluca-Ciudad de México, platican y externan preocupación por la fecha de terminación y entrega.

Lo peor de todo es que ya hasta hay vagones en exhibición sobre rieles que lluvias, sol y aire  están deteriorando, luego de dos meses o más, estar expuestos en Zinacantepec y otros puntos.

Como cualquier hijo de vecino, pues de la prensa no quieren saber nada, ingenieros responsables de la obra o supervisores, dijeron en plática totalmente informal que en términos generales “pudiera ir bien” pero recuerdan que hay zonas en donde los avances son lentos, como la de Santa Fe hasta La Marquesa, pues hay núcleos sociales que se oponen.

El caso más reciente se registró el lunes en la carretera Toluca-México a la altura del municipio de Ocoyoacac, donde los campesinos bloquearon esta carretera que es una de las más transitadas del país, reclamando incumplimientos de parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, algo que debió atenderse y cerrarse desde el inicio del proyecto.

Los campesinos dicen saber del secretario de Comunicaciones y Transportes Gerardo Ruíz Esparza sólo por televisión,”por lo del socavón” sobre la carretera México-Acapulco, cuando trató de justificar su omisión y a cambio culpó del desperfecto a todo mundo, ordenando de inmediato el cese de funcionarios menores de su secretaría en la delegación Morelos.

Los más inconformes  son los campesinos de Tepexoshuca, quienes no han visto nada de las muchas promesas que les hicieron cuando se inició la obra.

Volviendo con los ingenieros responsables de la obra dicen la verdad cuando aseguran desconocer el monto de la misma, pero evidencian su preocupación respecto a la terminación del interurbano pues si bien usted verá que incluso ya hay vagones en algunos lugares “en otros apenas se levantan muros o castillos-soporte, tanto en territorio mexiquense como capitalino.

Cuando se anunció esta obra en 2013, se afirmó que el tren interurbano estaría terminado a finales de 2017 y después vinieron las posposiciones, fruto de varias inconformidades tanto en pueblos del estado de México como en colonias de la ciudad de México. Esas controversias se han venido superando pero la obra en su conjunto tiene un rezago considerable.

Aun así, los ingenieros aseguran que a mediados del 2018 la obra estará concluida para iniciar con las “pruebas ciegas” en el tercer trimestre y si todo sale bien la macro obra se estaría entregando  en el penúltimo mes de la actual administración federal, o sea el 20 de noviembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here