Inmujer

0
51

ERROR.- Lorena Cruz Sánchez directora del Instituto Nacional de la Mujer casi nunca da la cara a los medios, -quizá porque hace poco-, pero mejor así pues su boletín de ayer contiene un craso error al señalar que nuestro país tiene 3,461 municipios. Que la pongan a contarlos.

Para afrenta de los mexiquenses, Lorena es de Toluca, con padres de origen en Jilotepec, lo que no tendría nada de malo si supiera desempeñar su trabajo, lo malo es que ni eso. Y conste que aparece en medios una sola vez al año, ayer por ser el Día Internacional de la Mujer, y si acaso una gira ocasional por su natal estado de México.

Para variar, este escribiente pone a su consideración algunos datos de prestigiadas instituciones nacionales que ni por equivocación han abierto las puertas a las mujeres para encabezarlas. Ante este panorama, no hay motivo para rasgarse las vestiduras, poniendo en el blanco de esas injusticias de género a los partidos políticos preferentemente.

UNAM.- Nuestras Máxima Casa de Estudios, cuna del saber y de la pluralidad, la Universidad Nacional Autónoma de México, hasta la fecha no ha tenido a una mujer rectora, a lo más que se llegó hace cosa de dos años, que dos o tres de ellas se inscribieron como aspirantes, presentaron sus proyectos de trabajo pero ya sabemos quién ganó.

SCJN.- En la Suprema Corte de Justicia de la República cierto que ya hay jueces y magistradas pero hasta ahí, no han alcanzado la ansiada presidencia de la judicatura federal. Y mire que en este poder se presume la equidad y la impartición de justicia como banderas que a diario se practican tanto en la capital de la república como en los estados del país.

INE.-El Instituto Nacional Electoral, cuna de la democracia ¿o cnero?, y el pluralismo desde cuando era Instituto Federal Electoral, -o sobre todo entonces-, el organismo ha tenido hombres como presidentes consejeros. Cierto que han estado y están mujeres consejeras pero con carteras específicas sin haber llegado a la ansiada presidencia.

Los tres ejemplos de instancias gubernamentales nacionales dan cuenta cabal de que para ellas la equidad de género es letra muerta por decir lo menos. Los medios, y de entre éstos los famosos líderes de opinión, deberían avocarse a interrogar a los titular de esas dependencias para saber si llegará el tiempo en que las mujeres puedan ocupar los primeros cargos.

Contra lo que muchos apuntan como mujeres destacadas en las artes, la política, la actividad económica y demás, me quedo con las mujeres que día a día sufren para dar de comer a sus hijos.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here