PARAGUAY.-Un sujeto que se encontraba bajo la influencia de drogas y alcohol, argumento que veía fantasmas y estos lo atormentaban, como no podía dejar de verlos decidió arrancarse los ojos, con sus propias manos y consiguió que uno de estos explotara, mientras que el otro lo arrancó por completo.

El hombre identificado como Hugo Magallanes, se encontraba sin camisa y apunto de desvestirse en las calles cercanas a la catedral San Blas, en Paraguay.

Entre sus alucinaciones  tambien intento arrancarse los genitales, testigos aseguran que el joven intentaba quitarse la vida de la forma que fuera.

Posteriormente, fue auxiliado por los bomberos y derivado al Hospital Regional.

Con información de  La Prensa