FORTÍN DE LAS FLORES, Ver.- La muerte también entra a las iglesias.

En plena misa de XV años en la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe fueron asesinados un joven de 17 años y un hombre de 23.

Los dos habían llegado de la Ciudad de México para asistir a la ceremonia religiosa y se desconoce el móvil del doble crimen.

En cuanto se escucharon los disparos, la gente intentó refugiarse dentro del recinto, pero al parecer solamente iban por las dos víctimas.

Inclusive no se sabe si iban por ellos.

Los sicarios ingresaron al templo y se dirigían al altar cuando, al verlos armados, les intentaron cerrar el paso.

Sin embargo, ellos dispararon.

Uno de los hombres cayó ahí mismo muerto y otro salió quizá en busca de auxilio, pero se desvaneció sin vida en la orilla del atrio, donde El Diario de Xalapa tomó la fotografía luego subida a redes sociales.

Los asesinatos fueron reportados de inmediato a las autoridades, pero no fue posible atender con vida a los capitalinos.