CIUDAD DE MEXICO.- Una medida cautelar de urgencia de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) fue solicitada a efecto de no interrumpir los servicios y medicamentos que se les prestan a los familiares de las víctimas de la Guardería ABC.

Germán Martínez Cázares, director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señaló que el organismo es respetuoso de las leyes, sin embargo, acudió este domingo a la CNDH porque en este caso necesita un aval para responder por las víctimas de la tragedia que cobró la vida de 49 niños y otros 106 resultaron heridos durante el incendio registrado en Hermosillo, Sonora.

“No quiero que se interprete nada fuera de la Ley y el IMSS en ese sentido está para cumplir la Ley pero yo necesito una intervención urgente de la CNDH para que todos los familiares estén atendidos, para que se repare el daño, para que no corra riesgo la salud de ninguno de los familiares y no se revictimice”, apuntó al salir de la Comisión, con documento en mano.

Según Martínez Cázares no se ha interrumpido este servicio a los sobrevivientes, sino a los familiares por un procedimiento sancionador de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

“Para que todos los familiares estén atendidos y no corra el riesgo de la salud de ninguno de los familiares, y que no se revictimice a las familias de niñas y niños que perdieron la vida en la Guardería ABC”, afirmó.

Quadratín México