PUEBLA, Pue.- La fuerza dominante en el Congreso del estado, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) obstaculiza los acuerdos en busca de ganar tiempo para hacerse del Poder Ejecutivo.

Tras la muerte el 24 de diciembre de la gobernadora Martha Erika Alonso -quien iba acompañada de su esposo el ex gobernador Rafael Moreno Valle, también fallecido-, despacha Hiram Almeida.

Ante la falta de entendimiento de las distintas fuerzas políticas -Acción Nacional (PAN) reclama a con justicia retener la gubernatura a través de un militante suyo- el asunto se retrasará casi dos semanas más.

Según el petista José Juan Espinosa Torres dijo que esta situación puede prevalecer por lo menos hasta el 8 o 10 de enero.

Una vez culminadas las negociaciones y el designado, ése convocará al proceso de votación y corresponderá organizarlo al Instituto Nacional Electoral (INE), cuyo presidente Lorenzo Córdova argumenta falta de recursos.