CIUDAD DE MÉXICO.- Durante el segundo día de las Audiencias Públicas sobre la Guardia Nacional que se realizan en la Cámara de Diputados, asistieron alcaldes de todo el país, quienes coincidieron en señalar la urgencia de atender el problema de inseguridad que afecta a sus municipios con estrategias de seguridad efectivas.

La mayoría de los presidentes municipales se pronunciaron por una Guardia Nacional  con mando civil, donde se respete la autonomía y soberanía de los municipios; asimismo, coincidieron en señalar que se necesita fortalecer a las policías municipales y estatales.

El presidente de la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC), el alcalde de Huixquilucan, Estado de México, Enrique Vargas, aseguró que apoyan la creación de la Guardia Nacional, pero con los ajustes que den mayor certeza jurídica y claridad en su operación.

Insistió en que este cuerpo policial debe ser encabezado por un mando civil y no militar, “además, se deben respetar las competencias de los diferentes órdenes de gobierno y definir la participación de fuerzas armadas, su temporalidad y margen de acción”.

“Los presidentes municipales no buscamos deslindarnos de las tareas de seguridad, más bien proponemos un mando mixto y apostar por la prevención, así como fortalecer los fondos destinados a este rubro, sin embargo, en la propuesta no se plantea apoyar a policías locales”, sostuvo.

Mientras que el alcalde de Guadalajara, Jalisco, Ismael del Toro, consideró que la crisis en materia de seguridad es innegable por lo que es prioritario hacer todo lo necesario para que la violencia se detenga, sin embargo, calificó de inquietante que el dictamen apunta a relegar a las policías municipales y se apuesta todo a un mando militar, y agregó que, la propuesta sólo se enfoca en sanciones y no a generar instrumentos para eficientar el trabajo de corporaciones locales.

Para la presidenta municipal de Puerto Morelos, Quintana Roo, Laura Lynn Fernández, la inseguridad es el principal problema de México, y los gobiernos municipales deben acompañar las propuestas federales y estatales.

Aunque sostuvo que la solución de fondo es compleja y requiere la participación de los tres poderes y órganos de gobierno, también se pronunció por no militarizar la seguridad pública, sino apoyarse en las fuerzas armadas en una etapa y con acotamientos.

María Eugenia Campo, alcaldesa de Chihuahua, Chihuahua, subrayó que la seguridad pública es la primera preocupación de la ciudadanía pero también de los presidentes municipales, por lo que, dijo, hay que realizar un trabajo específico en cada entidad.

“No necesitamos una Guardia Nacional con una visión completamente externa de lo que realmente pasa en cada lugar. Entendemos que hay políticas públicas que sí funcionan, pero hay que dejar a los municipios implementar sus recetas”, sostuvo.

El presidente municipal de Nezahualcóyotl, unos de los municipios con mayores problemas de inseguridad en el Estado de México, Juan Hugo de la Rosa, pidió que las aportaciones vertidas en estas audiencias, sean tomadas en cuenta al momento de las decisiones en la Cámara, e indicó que los derechos humanos tienen que estar en el centro de la discusión.

Precisó que cada municipio vive una realidad distinta y desarrollos diferenciados, por lo que no puede diseñarse una sola política, y reiteró que, “el militarismo como solución no creemos que pueda ser la salida”.

Por el contrario, el presidente municipal de Ecatepec, Estado de México, Fernando Vilchis, señaló que los cuerpos locales los ha vencido la corrupción, por lo que es importante, dijo, dejar entrar a la Guardia Nacional, pues aseguró que en este municipio mexiquense, la ciudadanía confía en los militares.

“En nuestro municipio la gente tiene confianza en cuerpos militares, porque vivimos una situación en la que se están creando sub gobiernos, en los cuales la autoridad no puede entrar a brindar servicios para la población”, afirmó.

Para la alcaldesa de Acapulco, Adela Román, hay municipios del país donde la delincuencia organizada ha afectado severamente a la población, y en particular a los sectores productivos, por lo que consideró necesario acelerar la creación de la Guardia Nacional, “es lo único que tenemos a nuestro alcance, por lo pronto, para el combate de este mal que está destruyendo las estructuras institucionales”, apuntó.

Quadratín México