CIUDAD DE MÉXICO.- Dste fin de semana sufrió un revés histórico, de previsibles consecuencias, el líder favorito de Andrés Manuel López Obrador y favorito para crear una central obrera a fin de combatir a los organismos tradicionales priístas agrupados en el Congreso del Trabajo (CT).

El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Similares y Conexos de la Repúbública Mexicana (STMMSCRM) perdió un recuento contra la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y señala que debido a las ilegalidades, irregularidades y abusos cometidos por la empresa maquiladora PKC Arneses y Accesorios de México, presentará una denuncia.

çDijo que el recuento sindical efectuado este jueves en Ciudad Acuña, entre las planillas de Sindicato Minero y el de la CTM, terminó en favor del segundo por una diferencia de sólo 166 votos, en un universo de cinco mil 641 sufragios inscritos en el padrón, de los cuales votaron sólo dos mil 231, lo cual significa que sólo votó la minoría de los participantes posibles.

De estos, la planilla del Sindicato Minero obtuvo mil 18 votos; la de la CTM mil 184 y hubo 29 nulos, aunque no votaron un total de tres mil 410 trabajadores registrados en el padrón del recuento.

Ante esta situación, el Sindicato Minero interpondrá recursos legales para oponerse a la conducta de la empresa PKC Arneses de México y conseguir que se repita esta votación. Hizo el Sindicato Minero las objeciones correspondientes para que la empresa no se siga entrometiendo en la vida interna  sindical, en términos de las fracciones IV y V del Artículo 133 de la Ley Federal del Trabajo y del Convenio 98 de la OIT recientemente aprobado por el Senado de la República que establece la libertad de los trabajadores para escoger al sindicato que consideren más conveniente a sus intereses.

Dijo que la irregularidad tramposa de la empresa PKC consistió en que con sus transportes discriminó a los trabajadores y les dio más facilidades de llegar al sitio de votación a los que tenía detectados como favorables a la planilla de la CTM y no así a los del Sindicato Minero.

Aunque la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, encabezada por la Lic. María Eugenia Navarrete Rodríguez, ordenó a la empresa PKC dar todas las facilidades a los votantes, en rigor siempre estuvo a favor de los de la CTM dándole transporte a estos y negándolo a los del Sindicato Minero, ya que el sitio de la votación se instaló en el Campo Militar local, pero las diversas plantas de la empresa están lejanas y hubo que recurrir al transporte contratado por PKC.

Con máxima irregularidad, la empresa ayer mismo dio a cada trabajador utilidades entre tres mil y cuatro mil pesos, en vez de los 700 pesos que anteriormente entregaba, con lo cual  tramposamente inclinó los votos hacia la planilla de la CTM dirigida por Tereso Medina.

Otra ilegalidad estuvo en que desde el anterior recuento de 29 de noviembre de 2018, que fue reventado por golpeadores de la CTM, se fijó la nueva fecha de este recuento apenas para ayer, 9 de mayo de 2019, seis meses después de la fecha anterior, por la complicidad de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.

hecho mismo de que una gruesa minoría de trabajadores, de tres mil 410 votantes, mayor que las cifras alcanzadas por la suma de las dos planillas contendientes (2231 votos) no haya participado, apunta hacia la ilegalidad de este recuento, cuyo resultado fue forzado por la empresa PKC en complicidad con la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, encabezada por la ya mencionada María Eugenia Navarrete Rodríguez.

Quadratín México