CIUDAD DE MÉXICO.- Los mandatarios de los estados acudieron a una reunión en Palacio Nacional bajo el amparo de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

Algunos tuvieron dificultades para ingresar, como el jalisciense Enrique Alfaro.

En víspera de asumir Jalisco, se ha convertido en el gobernador incómodo porque se opone a la creación de los superdelegados de Andrés Manuel López Obrador, que restan fcultades a las autoridades locales.