Por Eleazar Flores

BUEN PUNTO-. Al menos ayer, no fue buen día para el presidente Donald Trump quien insiste en construir el muro fronterizo entre su país y el nuestro, incluso amenaza con cerrar el gobierno si su Congreso no le acepta el presupuesto para la ejecución de la obra.

El titular de la SEGOB se puso las pilas y de inmediato respondió a Trump acerca de sus amenazas.

YA ERA TIEMPO-. Mister Trump pone como bandera para exigir la construcción del muro fronterizo, la criminalidad mexicana cuyos índices de pérdida de vidas por distintos factores va al alza. La mayor parte de esa pérdida de vidas la relaciona el mandatario yanqui al crimen organizado y hechos colaterales. En otras fechas incluso su gobierno sugiere no venir a México.

El secretario de Gobernación Alfonso Navarrete Prida respondió ayer mismo a la postura del mandatario norteamericano, señalando palabras más palabras menos, que los altos índices de criminalidad también están relacionados con la libre e ilegal introducción de armas y dinero de Estados Unidos a México, sin el mínimo control o de plan  ignorante de esos ilícitos.

Para variar, la queja del presidente Trump fue solamente por vía twiter pero el titular de la SEGOB dio la importancia que el caso merece. Incluso sugirió que así como México hace públicas sus cifras relacionadas a pérdida de vidas, el gobierno norteamericano debería hacer lo mismo pues datos de esa naturaleza no son exclusivos de un país como México.

“Si ellos no colaboran y cooperan claramente a ver el asunto más allá de la segunda enmienda que permite en su país que la gente posea y porte armas, -de lo cual México es respetuoso-, va a ser muy difícil que podamos contener de manera considerable los fenómenos de la delincuencia”, reiteró el secretario de Gobernación Alfonso Navarrete.

Al nivel de titular de la política interior del país, el presidente Trump no había tenido hasta ahora una respuesta categórica como la de Navarrete Prida. Ojalá y se mantenga en la misma línea Navarrete y no nos vaya a salir mañana que hubo alguna mala interpretación de los medios o que dijo otra cosa. Respecto a Trump, sus pleitos con medios de su país seguro lo distraen.

Ahondando con el tema de introducción de droga a Estados Unidos vía México, pues mucha proviene de otros países, bueno sería que el presidente Trump respondiera qué pasa en su país con la llegada de esa droga en sus distintas presentaciones, pues da la casualidad que allá ni por equivocación cae algún vendedor de estupefacientes.

Y conste que los primos son los mayores consumidores.