QUERÉTARO, Qro. El problema está bien dimensionado:

Los estados con mayor desabasto de gasolina y diésel están gobernados por los partidos de oposición al dominante Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

La falta de combustible es tal en Querétaro y Guanajuato que muchas gasolineras ya de plano cerraron y anunciaron que abrirán hasta nuevo aviso.

En otros lugares, como la zona metropolitana de Guadalajara, la gente recorre inútilmente los establecimientos en busca de llenar los tanques de sus automóviles.

¿Donde falta?

En Querétaro y Guanajuato, gobernados por el Partido Acción Nacional (PAN), respectivamente por Francisco Domínguez y Diego Sinhue.

Michoacán, donde mandata Silvano Aureoles, del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Estado de México, con Alfredo del Mazo de gobernador, surgido del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Y Jalisco, donde Enrique Alfaro es de Movimiento Ciudadano (MC).