CIUDAD DE MÉXICO.- Es, en términos políticos, un revés al Partido Encuentro Social (PES).

El aliado de Andrés Manuel López Obrador no podrá participar solo o con otra fuerza políticas en las elecciones de 2019 porque simplemente perdió su registro.

Intentaba ir con Acción Nacional (PAN) en Quintana Roo, pero el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) le prohibió consumar el fraude a los votantes.

A continuación la nota de Quadratín:

Por unanimidad de votos, la Sala Superior del TEPJF confirmó la resolución de la Sala Regional Xalapa que validó la decisión del Instituto Electoral de Quintana Roo de no incluir al partido Encuentro Social (ES) en la coalición parcial denominada Orden y desarrollo por Quintana Roo.

En su demanda el ES pidió que se privilegie su derecho de participación política y se considere que tiene derecho a integrar la citada coalición junto con PAN y PRD para contender en la elección de diputados en el proceso electoral local ordinario 2018-2019 en la referida entidad.

Lo anterior, a partir de una ponderación o interpretación de dos disposiciones constitucionales: el derecho de asociarse individual y libremente para tomar parte en forma pacífica en los asuntos políticos del país (artículo 35 constitucional), frente a lo dispuesto en el diverso artículo 41, Base VI, segundo párrafo, que establece que en materia electoral la interposición de los medios de impugnación, constitucionales o legales, no producirá efectos suspensivos sobre la resolución o acto impugnado.

El Pleno de la Sala Superior determinó que ningún ejercicio interpretativo o valorativo sería correcto para llegar a la conclusión de que el PES continúa con su registro como partido político, por el hecho de que aún no se resuelve el medio de impugnación que presentó en contra del acuerdo del Instituto Nacional Electoral (INE) que declaró la pérdida del mismo.