CIUDAD DE MÉXICO.— Un grupo de personas se manifiesta para exigir a las autoridades capitalinas que sea liberado el sacerdote Francisco Javier Bautista, quien se encuentra bajo investigación por el homicidio del joven seminarista Leonardo Avendaño.

Este miércoles, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) confirmó la captura de Francisco Javier Bautista, clérigo presuntamente implicado en el homicidio del diácono y estudiante de posgrado de la Universidad Intercontinental (UIC).

Ante este escenario, familiares, amigos y feligreses decidieron exigir con pancartas, grito de consignas y cierre de la Avenida Insurgentes, una de las más importantes de la Ciudad de México, para demandar a las autoridades que se libere al sacerdote detenido, pues insisten en su inocencia.

A las 8:13 horas de este jueves, el Centro de Información Vial de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México informó que fue cerrada la circulación en ambos sentidos de Avenida Insurgentes a la altura de Ayuntamiento, por estos manifestantes por lo que ofrecían como alternativa vial Avenida San Fernando, Anillo Periférico y Calzada de Tlalpan.

Ante el cierre de la vialidad, el Metrobús capitalino informó que su Línea 1 únicamente se ofrece el servicio de Indios Verdes a Doctor Gálvez debido a las complicaciones con el tránsito. Hasta antes de las 9 de la mañana, la circulación seguía cerrada por las personas que en las pancartas portan mensajes como:

“Padre Francisco es inocente”.

“No fabriques falsos responsables”.

“Exigimos pruebas verdaderas”.

“Él es inocente”.

“Libertad para Francisco”.

El secuestro y homicidio de Hugo Leonardo Avendaño Chávez, un joven seminarista trascendió el jueves 13 de junio pasado.