WASHINGTON.- El Senado protagonizó una inusual sesión de discursos parlamentarios a lo largo de la noche del viernes y la madrugada de este sábado, a fin de completar las 30 horas finales de debate y votar la confirmación de Brett Kavanaugh a la Suprema Corte de Justicia.

Cientos de manifestantes alistaban una nueva ronda de protestas dentro y fuera del Capitolio, así como frente a la Suprema Corte de Justicia, luego que más de cien activistas fueron detenidos el viernes, otros 300 el jueves, incluida la actriz Amy Schumer y la modelo Emily Ratajkowski.

Con una votación de 51-49, la mayoría republicana del Senado allanó el último obstáculo procedimental a fin de que el voto pueda tener lugar alrededor de las 17:00 hora local (21:00 GMT) de este sábado.

La decisión de la senadora republicana Susan Collins y del republicano de Arizona Jeff Flake de apoyar la confirmación tiene virtualmente asegurada la llegada de Kavanaugh a la Suprema Corte de Justicia, en lo que es visto como una victoria política para el presidente Donald Trump.

Adicionalmente, Kavanaugh obtuvo el voto de un demócrata, el senador de Virginia del Oeste, Joe Manchin, quien enfrentará la reelección el 6 de noviembre, en un estado “rojo” o republicano, que fue ganado con amplia ventaja por Trump en las elecciones de 2016.

Los republicanos solo perdieron el voto de la senadora republicana de Alaska, Lisa Murkowski, quien sostuvo que Kavanaugh no es la persona apropiada para ocupar un asiento en la Suprema Corte.

Pero singularmente, Murkowski no votará en contra de la confirmación de Kavanaugh, sino “presente” toda vez que el senador republicano de Montanada, Steve Daines, no estará presente en la sesión, toda vez que coincidió con la boda de su hija.