CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque comparte la idea de «despistolizar» a México, el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo Montaño, señaló que el problema mayor es que el 67 por ciento de los asesinatos cometidos son con armas que llegan de contrabando por la Frontera Norte de Estados Unidos.

En su comparecencia ante el Pleno del Senado de la República, con motivo de conocer al detalle la Estrategia Nacional de Seguridad Pública, reiteró que ese es uno de los retos de la dependencia federal a su cargo.

«La despistolización está asociada al combate a la corrupción, porque gracias a la corrupción es que pueden entrar a nuestro país las armas de contrabando”, consideró el senador con licencia.

Por ello, el Secretario de Seguridad anunció que próximamente presentará un programa de combate a la corrupción en las aduanas del país, en el cual se incorporará la vertiente del combate a las armas que entran ilegalmente a territorio nacional.

Al referirse a la Guardia Nacional, reiteró que el mando será civil y estará adscrita sin ninguna duda a la SSPC.

Si bien es cierto que se ha propuesto como titular de esa organización, refutó que es un general en proceso de retiro, que significa desvinculado de las operaciones de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

En estas circunstancias, Durazo Montaño justificó que no se pueden dar el lujo de desaprovechar a elementos a quienes el país les ha invertido enormemente.

Lo importante es que ninguno de estos elementos actúe de manera subordinada distinta a la Guardia Nacional y a la Secretaría de Seguridad.

Quadratín México