MÉRIDA, Yuc.-Este sábado durante un evento vespertino en Mérida, llamó la atención una joven estudiante: le hizo una señal obscena a Andrés Manuel López Obrador.

El dedo de en medio extendido, sobresaliente entre los demás.

Una mueca con la cual los jóvenes aluden al miembro masculino -“pito”, le dicen ellos- para bromear y/o mostrar rechazo.

El tabasqueño hablaba de programas integrales de bienestar y del proyecto del Tren Maya, así como su decisión de construir una planta generadora de energía para evitar apagones en la Península de Yucatán.

Transcurridos varios minutos de su discurso, la estudiante hizo la mueca…

López Obrador la observó, hizo una pausa y luego continuó su mensaje entre risas de los presentes.

 “¿Qué es todo de lo que se están riendo?” -preguntó.

A lo que el público respondió que eran “las pantallas”.

Acto seguido las cámaras apuntaron a un grupo de estudiantes presentes en el evento y en una acción imprevista, una de las estudiantes mostró el dedo medio de la mano mientras sus compañeras reían a carcajadas.