CIUDAD DE MÉXICO.- Estudiantes de la Universidad de la Ciudad de México guardaron un minuto de silencio y montaron una ofrenda en el lugar donde fue asesinado uno de sus compañeros al momento que lo intentaron asaltar en un autobus del transporte público en la colonia San Lorenzo Tezonco.

Luego los alumnos marcharon del plantel universitario hacia la delegación Iztapalapa, donde fueron recibidos por la delegada Clara Brugada.