DALLAS.- Estados Unidos utilizó hoy por primera vez en cinco años la silla eléctrica para ejecutar a un reo: Edmund Zagorski, sentenciado por asesinar a dos personas en 1983.

Zagorski, de 63 años, fue declarado muerto a las 19:26 horas locales de este jueves (00:36 GMT del viernes) en la prisión de máxima seguridad de Nashville, Tennessee, informaron autoridades carcelarias.

Periodistas que atestiguaron la ejecución reportaron que últimas palabras del prisionero fueron: “Let’s rock”, una expresión usada en inglés para decir que se está listo para la acción.

De acuerdo con los testigos, momentos antes de morir, el reo alternaba entre hacer una mueca y una sonrisa, mientras se le colocaba una esponja en la cabeza y luego una mortaja en la cara.

Bajo las leyes de Tennessee, Zagorski podía elegir el método para ser ejecutado, entre la inyección letal y la silla eléctrica. Escogió la silla eléctrica, al argumentar que sería una forma más rápida y menos dolorosa de morir.

Esta fue la primera vez que se utilizó dicho método en Estados Unidos desde 2013, cuando el estado de Virginia la uso.

Desde el año 2000, solo 14 personas han sido ejecutadas en todo el país utilizando este método y un total de 159 desde 1976, de acuerdo al Centro de Información sobre Pena de Muerte.

La gran mayoría de las ejecuciones en Estados Unidos se efectúan con inyección letal.

Zagorski fue declarado culpable de asesinar a dos hombres en abril de 1983 durante una transacción de drogas.

Las autoridades lo acusaron de dispararle a John Dotson y Jimmy Porter y de cortarles la garganta para robarles su dinero, después de que ambos llegaron con él a comprarle marihuana.