CIUDAD DE MÉXICO. — Pese a que no se presentaron avances en las negociaciones por los aranceles que Estados Unidos quiere imponer a México, el presidente Andrés Manuel López Obrador, señaló que no se ha cerrado el diálogo y quiere mantener la amistad defendiendo la dignidad del país.

Al inicio de su conferencia matutina de este jueves en Palacio Nacional, López Obrador, manifestó que las autoridades estadounidenses han tenido una buena actitud por lo que este jueves a las 10 horas se reanudarán las negociaciones bilaterales buscando el mejor resultado para los dos países.

Agregó que quiere mantener la amistad con el gobierno estadounidense, sin lastimar la dignidad de México, por lo que se está actuando con prudencia y firmeza por la soberanía del país.

“Quiero dejar en claro que nosotros no actuamos en consigna, no vamos a perjudicar a ningún mexicano para quedar bien con un país extranjero”, expresó el presidente de México.

Ante esto, López Obrador convocó a todos los mexicanos (religiosos, legislativos, obreros, empresarios) a reunirse el próximo sábado en Tijuana, Baja California, para unirse en la defensa de la dignidad de México y la amistad con el pueblo estadounidense.

Por último el jefe del ejecutivo, confió en que el equipo comandado por el secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard, realizará un excelente trabajo y no permitirá que México llegué a malos términos con Estados Unidos.