• Escoltas y vehículos blindados para los altos funcionarios
  • Pero con costo no mayor a medio millón, condiciona AMLO
  • En 15 días lleva el centro de gravedad del país a la zona sur

La presión fue inmensa.

Lo suficiente para doblegar, hasta ahora parcialmente, a Andrés Manuel López Obrador.

Lo han vencido los consejos de sus más cercanos, en especial su esposa Beatriz Gutiérrez Muller.

Pero también las recomendaciones de su equipo de trabajo y de especialistas en materia de seguridad.

-No puedes andar sin protección -le han repetido.

Y sí, ya trae una guardia más formal y con profesionalismo suficiente para no exhibirse como el desaparecido Estado Mayor Presidencial (EMP).

Poco a poco será mucho mayor y mejor organizada.

Más visible para quitar preocupaciones a las autoridades estatales y municipales de los lugares a donde acude.

Cuando los visita, los gobernadores montan su propia estrategia con el aval de los coordinadores de la gira.

Inclusive el entorno de López Obrador les ha pedido en muchas ocasiones colocar vallas e implementar sus propios, pero discretos, controles de asistentes.

-Lo hacemos con gusto, pero no queremos un susto -me dijo uno de los gobernadores con ojos saltones-. ¡Imagínate! Por eso ojalá acepte mayor protección.

VEHÍCULOS DE MEDIO MILLÓN

Hay noticias en ese sentido para quienes se preocupan.

La evolución de Andrés Manuel López Obrador va más allá de la seguridad personal del presidente de la república.

Ya hablamos de cómo evoluciona su cuerpo de vigilancia.

Pero también ha autorizado a miembros de su gabinete a pedir guardias o a contratar su propio equipo de protección.

Y más aún, a utilizar vehículos blindados discretos.

Sin duda serán particulares -asunto menor porque los secretarios de Estado y directores generales no se distinguen por pobres-,  porque el de Macuspana fallaría a su promesa de austeridad a toda costa.

Ya una secretaria de Estado tiene todo eso y otros titulares pronto lo harán, según pudo constatar Teléfono Rojo.

Pero hay un problema:

La recomendación presidencial es utilizar unidades discretas, de preferencia con un costo no mayor al medio millón de pesos en el mercado.

Un vehículo de esas características difícilmente soportaría un blindaje de gran espesor y, en esas condiciones, la seguridad no sería total.

Ya verá López Obrador cómo lo resuelve, pero es el tema pendiente.

NUEVO CENTRO DE GRAVEDAD

1.- En 15 días Andrés Manuel López Obrador ha cambiado el centro de gravedad del país.

Por decisión unipersonal, signo inequívoco de su gobierno, sin leyes ni decretos, él se traslada  al sur sureste y desde ahí emite las noticias.

Ha cumplido con el inicio de trabajos del Tren Maya sin esperar el nuevo presupuesto y, para satisfacción de Alejandro Moreno Alito, trasladará todo Petróleos Mexicanos (Pemex) a Campeche.

Pasará de ser un abandonado por la crisis en el mercado de crudo a piedra angular de la política de hidrocarburos, con la meta de producir 2.4 millones de barriles diarios en el sexenio.

En la cortesía, el tabasqueño tuvo palabras de reconocimiento para Alito, de quien destacó sus impulsos a programas y proyectos de largo alcance para transformar a México

Y 2.- la gobernadora poblana Martha Erika Alonso invitó a su toma de posesión a la perredista Alejandra Barrales, quien contribuyó a su alianza para el triunfo.