EPN vs Chong

0
21

LARGA RELACIÓN.-La que ha sido una de las más añejas relaciones no solo políticas sino hasta personales entre el presidente Enrique Peña Nieto con el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong podría no romperse pero si enfriarse, cuando menos.
¿De qué depende?, del inminente destape presidencial tricolor que será decisión unipersonal.
TIEMPOS.- Los tiempos políticos son importantes, sobre todo cuando de sucesión presidencial se trata. Antaño le he escrito y documentado que casi nunca quien puntea las preferencias priistas es el escogido. Motivos, pretextos o explicaciones sobran. Ejemplos no citados, el de Mario Moya Palencia, perdedor ante José López Portillo. La excepción a la regla ha sido Enrique Peña.
Ocupándonos a lo de hoy, los cinco citados son indistintamente José Narro Robles, Miguel Ángel Osorio Chong, José Antonio Meade, Enrique de la Madrid Cordero y Aurelio Nuño Mayer. Divididos en “políticos y tecnócratas”, como a los opinólogos encanta señalar, quedan con mayor evidencia el hidalguense Osorio Chong y el capitalino Meade Curibeña.
Al presidente Enrique Peña le podrán colgar muchos “milagros” pero estarán de acuerdo en que no es un hombre de pleitos y menos de acciones intempestivas, para bien o para mal. Dos excepciones a la regla son aceptar la visita de Trump a consejo de su entonces secretario de Hacienda Luis Videgaray, la primera, y la segunda mantener a Ruíz Esparza contra viento y marea.
Las historias de Luis y Gerardo no van en este espacio pero vayamos a la “sucesión”.
AÑEJA.-La relación pública Peña Nieto- Osorio Chong se acentúa desde inicios del milenio cuando el mexiquense logra la gubernatura en 2005 y Chong ya era gobernador de su natal Hidalgo. El tiempo y las circunstancias fortalecieron la candidatura presidencial de Peña y en 2010 Chong deja la gubernatura en buen clima político.
A pocos días de dejar la gubernatura, Chong llega a Toluca como delegado del CEN del PRI, con abierta influencia de la ex presidenta del CEN Beatriz Paredes, el presidente entrante Humberto Moreira, y por supuesto, el beneplácito del gobernador Peña, justo en el último semestre de su administración, cuando la presunción de su candidatura era aceptada hasta por Beltrones.
Peña presidente nombra a Chong su secretario de Gobernación, que a imagen y semejanza de los de antaño, es auténtico para rayos con tal de que éstos no lleguen a su jefe. Si el hidalguense llega al final de la jornada igualaría al record de Bartlet, -lástima comparación-, con De la Madrid, pero los políticos de cepa anhelan que sea el abanderado tricolor a la presidencia.
Amante de las encuestas Peña sabe esto, aun así ¿lo sacrificaría?.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here