Alejandro Murat de visita en Estados Unidos

Imagen Cuartoscuro

Alejandro Leyva Aguilar

El Gobernador electo de Oaxaca, visitó Estados Unidos en pleno proceso electoral y fue a dar una conferencia a la prestigiada Universidad George Washington justamente sobre campañas electorales.

Claro que es importante que un gobernador de Oaxaca exponga temas trascendentales en épocas electorales en los Estados Unidos pero más allá de eso, lo verdaderamente toral, fueron los encuentros de Alejandro Murat con las gentes del dinero mundial.

Hace no mucho escuché que el Gobernador electo, “no iba a Oaxaca, o iba poco, o pareciera que no le importara el proceso de entrega recepción…”, palabras más palabras, menos los oaxaqueños quisieran tener en el estado a su gobernador electo.

Sin embrago ¿qué es lo que va a recibir Alejandro Murat?, pues un estado en ruinas, depauperado, con una deuda de 16 mil millones de pesos, con conflictos sociales ancestrales, con una economía hecha añicos, sin circulante.

Lógico es que no va a recibir nada y por tanto tiene que buscar.

Y si hay algo que llama la atención de nuestro gobernador, es que no está quieto y es posible verlo en las secretarías de estado gestionando recursos, con el Presidente Enrique Peña Nieto comprometiéndolo para que voltee los ojos al sureste, con los diputados oaxaqueños gestionando recursos de la fereración y ahora lo vemos en el vecino país del norte, no solamente dando conferencias sino también gestionando inversiones para Oaxaca. 

Es claro entonces que el equipo de transición se encargará de recibir el elefante blanco que es la administración estatal y Alejandro Murat está dedicado a lo que realmente vale la pena que es la gestión de recursos y de inversión para un estado que sufre desde guerrilla urbana orquestada por la CNTE, hasta el saqueo indiscriminado del erario por parte de funcionarios inescrupulosos emanados de una Alianza espuria. 

Pero también es claro que el rescate oaxaqueño y por consiguiente el milagro, no solamente es responsabilidad de Alejandro Murat, sino de todos los ciudadanos del estado que debemos sumarnos al inmenso proyecto de rescate que seguramente ya tiene elaborado el gobernador electo. 

Una primera etapa es la cosecusión de recursos económicos para luego aplicarlos estratégicamente en el desarrollo de nuestro estado (infraestructura para el desarrollo) y desarrollar sus zonas potenciales de donde pueden salir empresas privadas que generen empleo y que muevan la economía estatal. 

Pero es un tema de los oaxaqueños sentirse diferentes y eso es importante que lo podamos lograr con una nueva mentalidad porque –como dijera el dicho- “para ser, hay que parecer” y eso lo deben tomar muy en cuenta los profesores de la sección 22 del SNTE que tienen en este gobierno, la gran oportunidad de reivindicarse con la sociedad.

Si alguien tiene que decirle a las nuevas generaciones de oaxaqueños que no somos los revoltosos de siempre, los que por nada hacen una huelga, toman una calle y ponen una barricada, son justamente los profesores de la sección 22. 

El “milagro oaxaqueño” del que nos habló Alejandro Murat en campaña, es responsabilidad de todos: organizaciones sociales, sección 22, APPO, periodistas, ONG´s, taxistas, transportistas, sociedad civil organizada y los ciudadanos comunes y corrientes.

Alejandro Murat tiene la responsabilidad de poner los recursos financieros y estructurales, el andamiaje jurídico, los esquemas abiertos de transparencia y todo lo necesario para que los oaxaqueños comencemos a comportarnos de una manera civilizada y en esa medida, todos ganaremos más y Oaxaca recuperará su grandeza de otros tiempos.

Lo peor que podemos hacer los oaxaqueños es no confiar en una autoridad emanada del pueblo y debemos trascender de la democracia representativa, a la democracia participativa y a la colaborativa para crecer como sociedad y para conformar lo que algunos autores llaman “Estado Democrático”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta