• El súbito amor por el orden de Morena, Gómez y Sheinbaum
  • Chiguil niega anti monumento para no recordar News Divine
  • AMLO concilia a Joaquín y a Beristáin en Playa del Carmen

A muchos de Morena les ha dado súbitamente un ataque de orden.

Los ejemplos son muchos y el espacio breve.

Por lo tanto, citemos dos botones de muestra.

Pablo Gómez ha sido un diletante de las posiciones políticas a lo largo de su vida.

Transitó de una Legislatura a otra como diputado local y federal plurinominal de la Coalición de Izquierda (CI), el el Partido Comunista Mexicano (PCM), el Partido Socialista Unificado de México (PSUM) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Y en representación de una u otra organización, estaba lo mismo ante la Comisión Federal Electoral, el Instituto Federal Electoral (IFE) o su sucedáneo el Instituto Nacional Electoral (INE).

Con escaño o nombramiento partidario, desempeñaba posiciones de privilegio y recibía emolumentos suficientes para vivir, aunque por condición y acumulación no los necesitara.

Pero hoy el INE le estorba.

-Es anacrónico -dice.

No lo era hasta que le sirvió.

Hoy busca su desaparición para sustituirlo -este sí moderno a ojos de la 4t- con un agrupamiento incondicional del Morena y a su caudillo.

CHIGUIL: NO A LA MEMORIA

Otro fenómeno lo vemos con Claudia Sheinbaum.

La izquierda, a pesar de haber prohijado ese esperpento llamado José Luis Abarca, principal sospechoso de los crímenes de Iguala cuando fue alcalde, impulsó protestas de todo tipo.

Una de ellas son los anti monumentos.

Las causas son muchas en este país de desgracias políticas, ineficiencias administrativas y maldiciones gubernativas.

Hoy esas expresiones de protestas son cosa mala si los señalan.

Por eso la alcaldía de Gustavo A. Madero desautoriza la instalación de un anti monumento en reclamo de justicia a once años de aquellas 12 muertos y 16 heridos del antro News Divine.

Con un dato: aquel 20 de junio de 2008 el delegado era Francisco Chiguil y debió pedir licencia para facilitar una investigación jamás cumplida.

Hoy el mismo Chiguil es alcalde de la Gustavo A. Madero -y por lo tanto no va a aceptar una presión contra sí mismo- y el ex jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, despacha en la cancillería.

Al escenario se ha subido la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien respalda a su edil y correligionario Chiguil y pide previa autorización a cualquier colección de anti monumento.

Magnífico.

Pero justicia: ¿quitarán los montados contra ex gobernantes adversarios suyos?

REUNIÓN JOAQUÍN-BERISTÁIN

1.- En su gira por Quintana Roo, Andrés Manuel López Obrador tendió un lazo de tolerancia entre dos ex aliados y ahora adversarios políticos.

Los congregó, medió y les pidió trabajar juntos a la alcaldesa de Playa del Carmen, Laura Beristáin (Morena), y el gobernador Carlos Joaquín (PAN-PRD).

La actividad pública, les advirtió, comprende la coordinación entre los tres niveles de gobierno para servir a toda la población.

2.- Registremos el dato:

Los periodistas somos culpables de la violencia creciente en la Ciudad de México porque damos información sobre el aumento en los delitos de todo orden.

A ver si la procuradora Ernestina Godoy nos informa qué comunicador aportó las armas de los muertos de ayer e impulsó a los criminales.

Y 3.- llamado a ser estrella sindical del sexenio, el dirigente minero Napoleón Gómez Urrutia insiste en la intervención de Altos Hornos de México por el gobierno.

Está esperanzado, y dice no ir mal, en esa acción para combatir la corrupción y salvar a la empresa y las fuentes de empleo.