• El SNTE como botín, la elección del 2018 como venganza
  • Los odios de Elba Esther Gordillo y Andrés Manuel López
  • Claudia Sheinbaum muestra temor ante Alejandra Barrales

Es como una noche de cuchillos largos.

La lucha por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) va más allá de las leyes.

Da en el corazón de las elecciones y por ende condiciona el futuro del país y en especial de la enseñanza.

El juicio de amparo promovido por tres maestros sindicalizados cercanos a Elba Esther Gordillo es sólo por la toma de nota del 12 de marzo de 2013 y no por la legitimidad de su dirigencia.

Es decir, tampoco va contra los acuerdos alcanzados en aquel Consejo Nacional de la fecha, el XXXVI, donde se modificaron los estatutos y emergió Juan Díaz de la Torre como presidente.

Una lectura del expediente lleva a una conclusión elemental: no está en juego la conducción del SNTE: ni se quita a Díaz de la Torre ni se le devuelve a La Maestra.

Para esto están Andrés Manuel López, sus acuerdos y su empeño de anular la reforma y regresar a la herencia de plazas y la falta de evaluación de los maestros.

En síntesis, el fin del propósito de mejorar la educación pública de México.

PLEITO POR VACÍO DE PODER

Pero hay mil dilemas.

De un lado en la fracción difundida de la sentencia está el empeño de fraccionar al gremio magisterial, el institucional y el disidente, con dos fines muy concretos:

Evitar la suma de sindicalizados a la campaña de José Antonio Meade para hacer varias labores a la vez: promoción del voto, organización de electores y vigilancia de casillas.

En contraste, llevar las masas magisteriales -1.6 millones de profesores y administrativos son ambición de cualquiera- para servir a Andrés Manuel López y su partido personal.

Lo extraño es cómo se da tal situación.

El aparato judicial, llámese juez o Consejo de la Judicatura Federal, han entrado a porque el mando político ha dejado libre la lucha por un sector convertido en estratégico para la sucesión.

¿Por qué se ha dejado actuar a las partes en conflicto?

¿Por qué se ha permitido la versión del SNTE en botín?

Amén de convertir en botín un aparato de Estado -y tanto el sindicato magisterial como la educación son instrumentos del Estado-, se deja usarlo como instrumento de venganza.

Venganza, ya sabe usted, de López porque vive de polarizar y aprovechar los odios contra la mafia del poder, para lo cual suma de todos lados y escoria con usufructo electoral.

Y se Elba Esther Gordillo, quien ve la ventaja de desquite contra el gobierno de Enrique Peña Nieto y la estructura del Partido Revolucionario Institucional (PRI) por él manejada.

Y en ese vacío pierde México y, lo peor, pierde la educación.

DESCALIFICACIÓN ELECTORAL

1.- Claudia Sheinbaum ya mostró de quién es alumna:

No se asume como candidata porque, duda, Alejandra Barrales no podrá ganarle a Andrés Manuel López y si lo hace será con fraude.

Además de anularse a sí misma y mostrar miedo, Sheinbaum ya habló de descalificar la elección de julio próximo en la Ciudad de México y sus palabras remiten al 2006.

¿Otra vez con la toma del corredor Zócalo-Fuente de Petróleos?

No hemos evolucionado en 12 años

2.- El mercado de telecomunicaciones se mueve.

En días el Poder Judicial deberá resolver la queja interpuesta por Grupo Televisa en contra del Instituto Federal Electoral (Ifetel) por declararla con poder sustancial en el mercado de televisión de paga.

He aquí unos datos proporcionados por la consultoría The Competitive Inrtelligence Unit de Ernesto Piedras:

En México se paga la mitad del precio promedio por televisión de paga en América Latina: 26.3 dólares contra 52.2, gracias a las medidas regulatoria establecidas en el sector.

Y 3.- el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) agrega al saneamiento financiero y su superávit la ampliación de la infraestructura hospitalaria.

Este lunes el presidente Enrique Peña y el director Tuffic Miguel inaugurarán un hospital general de zona en Nogales para atender a 236 mil derechohabientes.

Una inversión superior a los mil millones para dar servicio a pacientes de cáncer, males cardiacos, afectaciones visuales y medicina general.