XALAPA, Ver.- El periodismo paga la inseguridad nacional con vidas, sangre y libertad.

Ayer fue asesinada la reportera Norma Sarabia, corresponsal de Tabasco Hoy en Huimanguillo, y hoy fue secuestrado en Veracruz Marcos Miranda Cogno.

Es más conocido como Marmiko.

Se dirigía a dejar a una de sus nietas a la escuela cuando fue levantado.

Fue alrededor de las 7:40 cuando salió de su domicilio y a unos metros, sobre la calle Macedonio Morales y Arturo Vichi del municipio de Boca del Río, se le cerró un vehículo a su unidad, un Toyota Corolla 2010 con placas YGV 7416.

El se detuvo antes de ser cambiado de transporte y su Toyota quedó abandonada sobre la banqueta.

El hecho se dio a conocer a través de las redes sociales del comunicador, luego de que su familia hiciera una publicación en la que responsabiliza al gobernador Cuitláhuac García, del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Esto ocurre apenas a unas horas de darse a conocer que la periodista Norma Sarabia, corresponsal de Tabasco Hoy en Huimanguillo, fue asesinada en su domicilio.