CIUDAD DE MÉXICO.- La supuesta injerencia del gobierno de Rusia en la elección presidencial del próximo 1 de julio es “una posibilidad real” y Andrés Manuel López Obrador debería despejar sospechas sobre sus vínculos con Moscú en vez de burlarse de ello, aseguró el periodista León Krauze en una editorial publicada este viernes en el diario The Washington Post.

El comunicador recalcó que Irma Eréndira Salazar, posible nueva secretaría de Función Pública de AMLO está casada con el periodista John Ackerman, quien colabora en “la hábilmente disfrazada máquina propagandística de Moscú”, Russia Today (RT).

Esto, indicó, podría significar un conflicto de intereses que llega al círculo más íntimo de López Obrador “dado los bien documentados intentos del gobierno ruso por influir en elecciones y desestabilizar hasta a democracias funcionales”.

Krauze consigna que la supuesta maquinaria propagandística forma una parte crucial del “asalto a las democracias de todo el mundo” que protagoniza Vladimir Putin.

Para sustentar sus dichos, detalla que la semana pasada el Comité de Asuntos Exteriores del Senado de Estados Unidos dio a conocer que Rusia ha intervenido en más de 20 procesos electorales.

Además, cita las declaraciones del asesor de seguridad H.R McMaster, quien divisó signos de una posible intervención rusa en el proceso mexicano.

México, augura el autor, debe tomar toda medida necesaria para evitar convertirse “en el siguiente conejillo de indias en los experimentos desestabilizadores de Putin”.

“En la democracia mexicana y en una posible Presidencia de López Obrador no pueden caber las sombras o ambigüedades. El mundo sabe muy bien lo que pasó la última vez que un país se rió de la posibilidad de que Rusia interviniera en un proceso democrático”, puntualiza.