CIUDAD DE MÉXICO.- Los indultos de Andrés Manuel López Obrador no tienen límite: a la ex dirigente magisterial Elba Esther Gordillo suma ahora al líder minero prófugo Napoleón Gómez Urrutia.

Andrés Manuel López Obrador, precandidato a la Presidencia por la coalición Juntos Haremos Historia, aseguró en un acto en Zacatecas que su gobierno creará las condiciones necesarias para el regreso del regiomontano, quien se refugia en Canadá.

López Obrador acusó a la mafia del poder de dividir al gremio minero y de perseguir a sus líderes.

Dijo el de Macuspana:

Se ha llegado a que una parte del sindicato minero tenga su representación en el exilio. Allá está Napoleón Gómez Urrutia, en Canadá, porque lo han perseguido, porque no se sometió a los dictados de los que mandan de verdad en la Secretaría del Trabajo: Larrea y otros que se creen los dueños de México.

Germán Larrea es el dueño del Grupo Minero México (GMM), el empresario que dio cientos de millones de dólares a Gómez Urrutia y por lo cual fue perseguido por el grupo disidente del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana (STMMSRPM).

En 2006, en coincidencia con la explosión de Pasta de Conchos, donde quedaron sepultados decenas de mineros, Gómez Urrutia fue acusado por operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Ex director de la Casa de Moneda de México, quien heredara el gremio de su padre Napoleón Gómez Cada, se refugió desde entonces en Canadá, desde donde ha orquestado su defensa.