CIUDAD DE MÉXICO.- El coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Marko Cortés, mostró su deseo de dirigir al blanquiazul luego del desastroso resultado de la elección pasada, porque en este momento se requiere un reencuentro entre todos los panistas y un cierre de filas ante la nueva realidad que vive México.

Dijo que, si bien es un país diferente, será gobernado con un partido de cuatro años de formación, con mayoría en ambas cámaras, congresos locales y con ciertos visos de populismo y de acciones que pueden ser muy electoreras, sin ni siquiera haber empezado el proceso electoral, como el nombramiento de 32 coordinadores que van a estar en los estados operando.

En entrevista con Ricardo Rocha, indicó que esta realidad requiere un partido de oposición que sea fuerte y para ello primero hay que ser unidos, “que nos entendamos, que podamos dialogar todos para ser ese partido de oposición que México necesita”.

Comentó que los principios y valores del PAN se tienen que mantener, pero es necesario evolucionar para enfrentar la nueva realidad; México regresó 30 años lo cual no ocurría desde 1997 cuando se perdieron las mayorías en las Cámaras del partido gobernante y un presidente con un alto índice de aprobación, lo cual es un riesgo inminente de populismo.