IGUALAPA, Gro.- Policías ministeriales recuperaron a una niña de 11 años de edad, quien fue abusada sexualmente, luego de que presuntamente fue vendida por su padrastro al propietario de una cantina.

Una de las líneas de investigación, amén del delito grave de trata de comprador y vendedor pero con poca repercusión jurídica adicional, busca aclarar si la entrega de la menor se hizo a cambio de alcohol.

Según se informó, a través de redes sociales se viralizó la denuncia donde exigían a las autoridades poner atención en el caso, ya que “un señor conocido como Don Chano, quien por todos es sabido que por costumbres viejas compró una niña de 11 años en Quetzalapa”, a quien llevaba y recogía de la primaria y la veían llorando.

Ante ello, giró un oficio para que los policías se trasladaran a Igualapa, donde el presunto responsable es propietario de una cantina y al no encontrarlo, después se movilizaron a la comunidad de Quetzalapa, en Azoyú, donde localizaron a la menor.

A continuación la trasladaron a un médico legista de la Agencia Especializada en Delitos Sexuales para certificar su estado de salud, donde se determinó que presentó signos de desfloración vaginal.

Durante el interrogatorio en presencia de la madre y el procurador del Menor en Ometepec, la niña culpó a Mariano N. y dijo que éste le daba dinero para su recreo y demás necesidades básicas.

La menor de edad está bajo custodia de su madre cuya identidad y la de la niña están bajo reserva.

Quadratín Guerrero