CIUDAD DE MÉXICO.- Los problemas de despidos, dinero insuficiente, falta de medicinas e instalaciones congestionadas también alcanzan al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Tan graves como en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), con la diferencia que el director del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda, no renuncia como sí lo hizo este martes Germán Martínez Cázares.

Vea usted la nota de Quadratín:

Es inaceptable que disposiciones de funcionarios cambien el sentido de los acuerdos de la H. Junta Directiva del ISSSTE, como es el caso del TURISSSTE, donde se aprobó su incorporación a la Dirección Normativa de Prestaciones Económicas, Sociales y Culturales.

Y nunca la desaparición de las 30 agencias estatales, mucho menos el despido de trabajadores, sean de base o de confianza, en contra de lo establecido en la Ley del Instituto y del Estatuto Orgánico, dijo el líder del Sindicato del ISSSTE, Luis Miguel Victoria Ranfla.

Manifestó que las decisiones arbitrarias y erróneas como la retención de los recursos en las partidas presupuestales, de vital importancia para el funcionamiento y operación del Instituto, el capítulo mil, correspondiente a servicios personales sólo se ha utilizado el 83 por ciento dejando prácticamente sin presupuesto para la contratación del personal de guardias y suplencias, necesario para mejorar la calidad, calidez y trato humano en la atención a la población derechohabiente.

Mencionó que del capítulo 2 mil, materiales y suministros, sólo se ha liberado el 76 por ciento y del capítulo 3 mil, servicios generales, el 51 por ciento de este presupuesto; «sin duda pueden haber ahorros en la medida que se conozca la realidad del Instituto, pero deben estar basados en un diagnóstico preciso, no producto de las ocurrencias y el desconocimiento que ponen en riesgo la operatividad del instituto y la vida de sus derechohabientes».

Luis Miguel Victoria Ranfla manifestó seguir avanzando hombro a hombro con Joel Ayala Almeida, presidente de la FSTSE, para evitar que los trabajadores de base, confianza y de guardias y suplencias sufran algún tipo de afectación con una reestructuración administrativa, sin sustento, sin razón de ser, y que no significa un beneficio para la institución “estamos cumpliendo con nuestra parte, respetar leyes, reglamentos y normas”.

Suma de Voluntades para Transformar es y seguirá siendo nuestra propuesta, la que nos ha permitido preservar el orden y la paz laboral; la unidad nos fortalece, el trabajo en equipo rinde mejores frutos y nuestra nación requiere de la unidad con el presidente Andrés Manuel López Obrador, entre los mexicanos, los trabajadores y lealtad a nuestras Instituciones, finalizó.

Luis Antonio Ramírez Pineda, director general del ISSSTE, señaló que en los cinco meses de su administración ha caminado de la mano con Luis Miguel Victoria Ranfla, buscando soluciones ante la oportunidad de cambiar el rumbo del Instituto.

Refirió que tenemos muchos problemas que solucionar y hoy más que nunca debe haber un acuerdo para colaborar en armonía entre los trabajadores y los directivos y así mejorar la atención a los derechohabientes, por lo que se ha trabajado con el dirigente nacional una estrategia de capacitación.

Reiteró su respeto absoluto al Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE, por lo que trabajará conjuntamente con el licenciado Luis Miguel Victoria Ranfla y los 48 Secretarios Generales Seccionales.